MIRA DESDE AFUERA, AUNQUE NO TANTO.

Permanente habitante del box de Renault y atento observador de todo lo que hace su hijo Tomás en sus primeras aceleradas sobre el Fluence de Súper TC 2000. Es Daniel Cingolani y vive a los 59 año,s una etapa distinta en su romance con el automovilismo.

Un automovilismo que como piloto lo tuvo entre sus figuras desde fines de los 80´, con sus participaciones en Fórmula Renault, F-3 Sudamericana hasta bien entrado el nuevo siglo con su llegada al TC y Top Race. Sin embargo el recuerdo más destacado acerca de Daniel, surge de su paso por Berta Motorsport en TC 2000; sus triunfos y aquel título en el 2000 en los añorados años de la categoría.

Sobre el Ford Escort del Berta Motorsport, Daniel Cingolani ganó en el 2000 el título de TC 2000. Veinte años más tarde, su hijo Tomás estuvo cerca de imitarlo con un Fluence pero finalmente fue subcampeón.

-Que época, ¿no Daniel ? Aquel TC 2000 atraía gente, y si venimos al presente, ¿que le falta al Super TC 2000 para convocar público?,  le dice visionauto a un Cingolani, siempre amable.

-Son tiempos distintos. Antes había nombres como Traverso, Bessone, Maldonado, Cocho (López), y un grupo que acompañaba bien. Además estaba el equipo de Oreste Berta con todo el peso de lo que significaba. Eran nombres pesados que llegaban más a la gente. Entre los autos, convivían los de tracción trasera y delantera, y tenían distintos rendimientos según las zonas de       los circuitos, eso provocaba que hubiese más sobrepasos.

 

De ayer a hoy; rivales en las pistas Angel
Guerra, el Flaco Traverso y Daniel, suelen
conversar en los boxes de los autódromos.

 

-Por entonces el TC corría en la ruta, y se lo veía de otra manera…

-Sí. El Turismo Carretera corría muchas carreras en ruta, y por eso se lo veía como una categoría para pilotos más grandes de edad. Los que eramos más jóvenes, considerábamos que teníamos tiempo para correr más adelante en la categoría, y por otro lado al TC  2000 la veíamos como la más tecnológica y eso nos atrajo.

-¿Por qué y cuándo cambiaron las cosas?

-Traverso marcó un quiebre cuando cayó en el Turismo Carretera en 1994; el Flaco achicó la brecha entre el TC y TC 2000. Llevó toda su capacidad, estructura y los patrocinantes que tenía en el TC 2000 al Turismo Carretera. Así empezó a darle jerarquía. Otros pilotos después lo imitaron, fue cuando vieron que de a poco el TC fue dejando la ruta para instalarse en los autódromos. A parti de ahí se fue achicando la brecha.

-En los últimos tiempos, todos los pilotos quieren correr en TC…

Y sí, porque le permite conseguir más publicidades y por ser la más popular, eso le da mayor trascendencia entre la gente. Ganes o no. Recuerdo cuando corría, que una vez en Rafaela no había andado muy bien en la clasificación pero cerca del box había mucha gente pidiendome un autógrafo. Además ahora el TC se hizo más tecnológica.

Bajo la constante mirada de su padre, Tomás Cingolani transita su primer año en el Súper TC 2000 como integrante del equipo Renault. «Debe aprovecharlo para adquirir experiencia», señala Daniel.

-Y por eso, como en otras categorías, salen muchas carreras lineales…

-Es cierto. Con tanta tecnología y mirando las computadoras, los pilotos saben como encarar las curvas y eso les hace cometer pocos errores. Sumá que los autos son casi perfectos y con gran confiabilidad, hacen que las carreras sean lineales y monótonas, aunque también en algunos casos depende de los circuitos.

-¿Lo ves a tu hijo Tomás corriendo en el TC?

-Por ahora está en el camino del Súper TC 2000, pero si algún día decide hacer el camino rumbo al TC, no le diría nada. Nunca le diría que no. Nunca hay que decir nunca.

Daniel Cingolani archivó el antiflama en el 2007, luego de su experiencia en Top Race, sólo lo desempolvó un par de veces para correr en TC 2000 como invitado de su hijo.

“Decidí retirarme porque ya no sentía las ganas de antes. Se ve que no me equivoqué porque nunca sentí ganas de volver”, cuenta.

Se nota que no se equivocó Daniel en la decisión, viendo la tranquilidad con la que mira las carreras desde afuera.

-publicidad-

2 COMENTARIOS

  1. Es cierto lo que dice Cingolani. Yo creo que la brecha la achico Traverso, haciendo crecer al TC y luego se encargaron de continuar el trabajo Peon y Clarin pero destruyendo al TC2000.
    Saludos

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre