PRESIONES DE JUVENTUD.

“Somos de diferentes generaciones, diferentes deportes, y tampoco vivo en un país en el que tengo tantos fanáticos como Maradona”.

En la previa del Gran Premio de Bahrein arrancó así la respuesta de Max Verstappen al ser consultado, sobre si por su precoz llegada (17 años), al alto nivel del automovilismo mundial como ocurrió en el fÚtbol con Diego Maradona, lo había afectado y presionado en su rendimiento deportivo y personal.

 

Max Verstappen todavía tiene chances de disputarle el subcampeonato a Valtteri Bottas. Con 78 puntos en juego en las tres fechas restantes, el fines lo aventaja por 27,

“Lo más importante para siendo tan jóven poder controlar y superar esas presiones es asegurarte que tengas a tu alrededor personas adecuadas en las que puedas confiar y no te ocasionen problemas. Por suerte tengo ese buen entorno, con mi padre y un grupo de colaboradores” agregó el piloto holandés

Sin decir ni comparar más, Max dijo bastante con esta última reflexión

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre