PACIENCIA Y OPORTUNISMO.

Dos virtudes que le sirvieron a Nicolás Moscardini llevarse la primera victoria del año del TC 2000, que abrió su temporada en el Oscar Cabalén de Alta Gracia. Y no sólo eso: el pibe platense comandó un sensacional 1-2-3 de los Renault Fluence del Ambrogio Racing.

Moscardini supo esperar el momento justo para dar el golpe: la refriega entre el líder y poleman Rodrigo Lugón, también integrante del Ambrogio, y Martín Chialvo, con el Ford Focus del Fela, le abrió la puerta cuando un toque entre ambos le dejó el camino allanado a la victoria. Luego supo exprimir al máximo su máquina para marchar con solidez a la victoria.

El festejo de un Moscardini que estará prendido en la pelea por el título.
SpeedAgro

Su compañero Lugón pudo rearmarse para terminar en un segundo puesto que le permitió irse de tierra cordobesa como líder del campeonato, mientras que Gabriel Gandulia cerró el 1-2-3 del rombo y volvió a subirse a un podio nacional luego de su experiencia europea. Matías Cravero, ganador del sprint sabatino, cerró con un octavo puesto a bordo de C4 Lounge.

“Me entregaron un autazo. En el sprint se nos rompió el motor, pero en carrera funcionó a la perfección, es todo un gran mérito del equipo. La clasificación se nos fue por muy poco. La idea era la de sumar buenos puntos y salió todo de maravillas. En la maniobra que nos dio la punta, me quedó justa para hacerla como salió. Estoy muy feliz por esta victoria”, comentó un sonriente Moscardini.

La próxima cita del TC 2000 será el 14 de abril en escenario a confirmar.

 

Fotos: TC 2000.

 

 

 

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre