TODAVIA NO SON DEL TODO CONFIABLES, pero ya andan más rápido que el año pasado…

Los Fórmula 1 versión 2014, híbridos y misteriosos, están provocándoles pesadillas a más de un genio. Mercedes la tiene clara pero los usuarios de Renault transpiran de lo lindo. Ferrari está en el medio, aunque ya dio la primera señal de que sus coches pueden caminar.

La Ferrari F14T de Fernando Alonso

Terminada en Bahrein la segunda gran sesión de ensayos con miras a la temporada que arranca en Australia en tres semanas, quedó claro que estos nuevos F-1 son un poco más potentes (cuando no se cae nada) respecto a los del 2013 y que, con menos complicaciones aerodinámicas ofrecen menor resistencia al avance. La ecuación es sencilla: con más caballos y menos drag, la velocidad final se incrementa.

El año pasado, en la misma pista de Sakhir, la Ferrari de Felipe Massa fue la más veloz del parque, marcando 314,2 km/h de velocidad pico. Esta semana, con el nuevo V6 1.6 turbo, Fernando Alonso estiró la marca a 336,4 km/h. Una diferencia de 22,2 km/h a favor de estos nuevos modelos.

Nico Rosberg y su Mercedes, el auto que marca el rumbo en el arranque de 2014.

“Supongo que en Monza alcanzaremos los 360 km/h” afirmó por su parte Nico Rosberg, quien cerró las pruebas marcando nuevamente el mejor tiempo con su Mercedes. Se calcula que los dos sistemas de recuperación de energía que equipan a los coches (el tradicional, ex Kers, y el restante que trabaja con los gases del escape) generan unos 160 HP adicionales.

Con su McLaren equipado con el mismo motor Mercedes, Kevin Magnussen alcanzó los 330,2 km/h y, ahora con un Williams-Mercedes, Massa clavó 327,2 km/h. En cambio, con el RedBull RB10, el campeón del mundo Sebastian Vettel apenas superó los 301 km/h. Se dice que el Renault V6 sufre un déficit de hasta 100 HP respecto al Mercedes.

El Renault V6, con turbocompresor, sistemas de recuperación de energía y baterías.

En línea recta son más veloces, y en el tiempo de vuelta no tan lentos como se suponía: hay menos de un segundo entre la pole del 2013 en Bahrein (1m32s330) y el mejor registro de estas pruebas (1m33s283), señalados ambos por Rosberg. Y eso que, se calcula, la pérdida aerodinámica ronda el 15 por ciento…

Por el equipo de VA

Fotos: Motorsport.com

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre