LA VELOCIDAD alcanzada por el cabriolet más rápido del mundo, una Bugatti Veyron 16.4 Grand Sport Vitesse. Fue alcanzada en el circuito de pruebas de Volkswagen en Alemania.

El cabriolet es una variante veraniega del auto de serie más veloz del planeta, la Veyron Super Sport, al que en 2010 le cronometraron 431,072 km/h. Lo condujo el chino Anthony Liu, un empresario de 29 años que compró el auto y quiso ensayarlo en las condiciones más extremas.

Para eso se utilizó el anillo de pruebas de Ehra-Liessen. El record homologado para un cabriolet era de 375 km/h. «Es una performance excepcional que confirma el status mundial de liderazgo de Bugatti en materia de tecnología automotriz» afirmó Wolfgang Schreiber, presidente de la marca, una subisidiaria de VW.

No, no es el Batimóvil. Es el Veyron cabriolet, y es más rápido que Gatúbela...

Si querés repetir la hazaña… no hay problema. Bugatti lanzará a la venta ocho ejemplares idénticos de este cabriolet, pintados en naranja y negro. Pero, ¿la verdad? No sabemos si tenés que preocuparte más por la pista de pruebas en la que vas a rodar, o por la billetera que tenés que pelar para que te dejen sentarte al volante: el 16.4 cuesta 1,99 millones de euros…

De última te vas a dar una vuelta por la ruta 6…

Por el equipo de VA

Foto: Bugatti

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre