MAS FUERTES, MÁS CONFIABLES

Más que otra de las novedades de la Fórmula 1 en este 2019, la reglamentación FIA 8860-2018 concerniente a los cascos que deberán utilizarse en la temporada que arranca en Australia a mediados de marzo parece arrancada de una novela de ciencia ficción. Pero no, son reales y están listos para usarse.

SpeedAgro

La regla arrastra una década de trabajo en seguridad –disparados tras el accidente en Hungría 2009 que casi le cuesta un ojo a Felipe Massa– y los habituales proveedores de cascos Stilo, Bell Racing, Schuberth y Arai colaboraron activamente en su desarrollo.

¿Cuánto pesa un casco de Fórmula 1? Normalmente, unos 1.250 gramos, poco más de un kilo. Son extremadamente livianos pero sin perder una cuota de eficacia contra los impactos.

Estos nuevos cascos ofrecen una seguridad muy superada, con protección balística, un gran incremento en absorción de energía y –lo más evidente- un visor reducido en un centímetro de altura para reducir los riesgos de elementos intrusivos. Deben ser construidos en materiales compuestos como fibra de carbono y kevlar.

¿Cuánto cuesta un casco de Fórmula 1? Aproximadamente, unos 5.000 dólares; un piloto top utiliza entre 15 y 20 a lo largo de la temporada.

Lo increíble es el listado de pruebas a las que se deben someterse estos cascos para ser aprobados. Fijate:

Golpe standard: un impacto de 9,5 m/s, con una desaceleración máxima de 275G.

Colapso: el casco debe resistir el golpe de un peso de 10 kilos cayendo desde 5,1 metros de altura.

Protección balística: el casco debe resistir el golpe de un proyectil de 225 gramos a 250 km/h.

Penetración del visor: el visor debe resistir un disparo de un perdigón de 1,2 gramos desde un rifle de aire comprimido. El proyectil no debe perforar el visor.

Inflamabilidad: el casco debe resistir una temperatura de 790°C, y una vez retirado de las llamas debe apagarse solo.

El proyecto lo impulsó quien era hasta mediados de 2018 el delegado de seguridad de la FIA, el francés Laurent Mekies, que ahora está a punto de transformarse en director técnico de Ferrari… “Los cascos de F-1 ya eran los mejores, pero ahora subirán el nivel porque es importante que sigamos mejorando la seguridad”, afirmaba cuando presentó la normativa.

Foto: FIA

 

 

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre