EL DUELO MÁS ESPERADO.

Tan espectacular y atractivo fue el mano a mano que en los caminos helados de Montecarlo, tuvieron a principios de temporada Sebastien Loeb y su tocayo Ogier. No sólo eclipsaron a las otras figuras del rally mundial, sino que dejaron en los millones de entusiastas de la categoría, las ganas de verlos otra vez.  Por las acotadas agendas de ambos, parecía que se quedarían con las ganas de ver a estos dos franceses ganadores de 17 de los últimos 18 campeonatos mundiales. Por suerte en la antesala del Rally de Croacia, que este fin de semana corta dos meses de inactividad del campeonato, llegó la gran noticia.

Los Seb volverán a estar frente a frente en el Rally de Portugal, entre el 19 y 22 de mayo.

Sebastien Loeb prevalecio en Montecarlo sobre el Ford. Lo favoreció la rotura de un neumático del Toyota que retrasó a su tocayo y compatriota Ogier.
-publicidad-

Como en Montecarlo, Loeb al volante del Ford Puma del equipo M-Sport, que pondrá otras cuatro unidades para Craig Breen, Gus Greensmith, Adrien Fourmaux y Pierre Louis Loubet. ¿Su objetivo?: ganar una carrera que sólo pudo adjudicarse dos veces en 2007 y 2009. Por su lado, en el Toyota Yaris, Ogier buscará el sexto éxito que lo convierta en el máximo ganador exclusivo (comparte ese récord con Marku Alen) de la competencia portuguesa. Todo además del lógico deseo de ambos, de satisfacer el orgullo competitivo de derrotar al gran rival.

Loeb, de 48 años, volverá entonces al Mundial de Rally (WRC), luego de convertirse en enero pasado en el piloto con más edad en ganar una prueba del Mundial. Si te acordás, ocurrió en Montecarlo con 47 años y 10 meses, en la que resultó su victoria número 80. «Conducir el Puma es uno de mis recuerdos de rally favoritos; haber ganado en Montecarlo después de tanto tiempo fue maravilloso, apuntó el galo quien otra vez tendrá como navegante a Isabelle Galmiche, la francesa que tras el triunfo en Montecarlo, se convirtió en la primera mujer en subir a lo más alto de un podio del WRC desde que lo hiciera Fabrizia Pons en 1997.

“Ganar en Montecarlo tras tanto tiempo fue increíble. Ahora quería hacer un rally en tierra, me gusta manejar en tierra, fue fácil elegir. Corrí en Portugal en 2019, así que tengo una base de notas de ritmo de algunas de las etapas; esa fue otra de las razones por las que elegí Portugal“, comentó Loeb sobre su elección de Portugal. Que lástima que no está en el calendario el Rally de Argentina, otro de los clásicos sobre tierra. Recordando sus ocho triunfos y la nula cosecha de Ogier, también lo hubiese elegido.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre