EN MONOPLAZAS.

España ha estado monopolizada por Fernando Alonso, rutilante estrella que hizo «descubrir» el automovilismo a gran escala en su país. Extraordinario Fernando, dos veces campeón mundial, ratifica a los 40 años cumplidos no hace mucho, sus dotes en la Fórmula 1 actual adonde regresó con Alpine, luego del alejamiento para también descollar en otras categorías.

¿Y después de Alonso, que?, se pueden preguntar españoles y aficionados. Joven, en su carrera meteórica Carlos Sainz jr ha llegado a ocupar una butaca en Ferrari, acaso la gema de la Máxima, como promisorio volante representante de España. ¿Alcanzará a emular a Fernando?, suena difícil.

En el auto de  Chip Ganassi (Foto gentileza es.motorsport)
-publicidad-

Desde el otro lado del Oceáno Atlántico, resuena con mucha fuerza y avales que lo potencian, Alex Palou. El muchacho quien ha dado un paso de suma importancia al convertirse en el primer piloto español en proclamarse campeón de IndyCar en Estados Unidos, primero de los títulos internacionales en monoplazas que no es patrimonio de Alonso. El fenómeno Palou, a propósito ¿acaso en el futuro, podrá extenderse a la F-1?

En su segunda temporada en IndyCar, Alex llegó a la cima. Atrás quedó la aventura iniciada en Japón en 2017, luego que el objetivo de sentarse en un auto de F-1, se frustrara. ¿Las razones?; sí, las que han limitado y frustrado a tantos (lo sabemos los argentinos…), la falta de respaldo económico. Porqué no pueda revertirse la cuesta con el título en IndyCar apuntalado por sus condiciones y resultados.

—————————–

El piloto del Chip Ganassi Racing de 24 años no necesitó ganar la última carrera de la temporada para llevarse el título. Era suficiente con llegar 11º, para imponerse sobre los otros dos aspirantes al campeonato: Josef Newgarden y Pato O’Ward. Sobre el final en Long Beach, después que O’Ward quedara eliminado cuando fue chocado desde atrás, el español se aseguró su primera corona (llegó cuarto).

En apenas su segunda temporada en IndyCar, Palou se convirtió en el séptimo campeón más joven y el primero con menos de 25 años. desde que su compañero Scott Dixon se corono en 2003.

—————————–

En la vida de Palou, aparece un nombre que ha significado mucho en la formación de nuevos pilotos en un sentido integral. El de Adrián Campos. Piloto de Fórmula 1 allá por mediados de los 80 con Minardi, Campos desarrolló más tarde emprendimientos, incluso equipos propios, que fueron muy importantes para catapultar a jóvenes promesas, la más reciente su hijo. El mismo Alonso lo tuvo como mentor, así como Marc Gené y Antonio García, entre otros. Fallecido de forma repentina el 27 de enero último, Adrián jugó su rol como ninguno otro detrás de Palou de talento natural, y Alex agradecido no lo ha olvidado al celebrar como quedó dicho, el primero de los títulos de alto vuelo, luego de los obtenidos por Alonso.

Nacido en Sant Antoni de Vilamajor, Barcelona, un 1 de abril de 1997, Alex comenzó a correr como tantos chicos en karting cuando solo tenía cinco añitos, y en 2005 entró en campeonatos españoles, alcanzando el mismo año el tercero puesto, para salir campeón al siguiente. Ese mismo título nacional en categoría KF3 (entre 13 y 15 años) lo ganó en 2011 y 2012, y el de KZ2 en 2013. En el terreno internacional en karting compitió a partir de 2011 en el Europeo de KF3, y en 2012 fue subcampeón ¿sabés a quien escoltó?, a George Russell quien como se sabe, deja Williams para saltar a Mercedes en 2022. Palou también en 2012 conquistó el WSK Euroseries en la categoría KF3.

 

Con Adrián Campos en la firma del acuerdo para correr la Eurofórmula Open en 2014 (Foto gentileza Soymotor.com)

En 2013, Adrián Campos lo sumó a sus filas, incorporándolo al Campos Racing con el cual terminó tercero en la Eurofórmula Open F-3, nueva denominación de la European F3. En 2014 pasó a la GP Formula Series, donde ganó por primera vez en Abu Dabi, la última fecha. En 2016, Palou siempre en la escudería de Campos, corrió en GP3 y sumó la división promocional y profesional Ferrari Challenge Europa como piloto de la Stile F Squadra Corse; en Jerez fue segundo en la primera manga y ganó la segunda tras salir en ambas desde la pole. En 2017 firmó para el Teo Martin Motosport, y quedó 10º en la World Series de la Fórmula V8 3.5, y con el equipo de Campos hizo el nuevo Mundial de Fórmula 2, antes GP2 Series.

Ante el obstáculo económico que le trabó la entrada a Fórmula 1, continuación apareció Japón en su vida, y significó un antes y un después en carrera deportiva. Impresionó a los japoneses, tercero en la Fórmula 3 y en Super Fórmula actuaciones que le valieron la apuesta de Team Goh, equipo japonés fundado por Kazumichi Goh en 1996 que, junto al grupo inversor Monaco Increase Management (MIM), proyecto de Salvatore Gandolfo, quien sigue a su lado, le posibilitaron entrar al automovilismo de Estados Unidos.

Palou arrancó, hasta las 500 Millas de Indianápolis, sin patrocinio alguno, al año siguiente comenzó a apoyarlo la empresa NTT Data -sponsor oficial de IndyCar- en el más modesto de la categoría, complicado a su vez por la pandemia de Covid-19 que le impidió efectuar ensayos tan necesarios, derivando en que a varias carreras fuera sin conocer los circuitos, sin embargo, insinuó muy bien. La temporada inicial culminó 16º, habiéndose incluído entre los nueve pilotos que pelearon por la pole en las 500 Millas de Indianápolis (en la edición 2021 finalizó segundo y estuvo muy cerca de ganar). Sus demostraciones, lo llevaron nada menos que a un equipo campeón como el del histórico Chip Ganassi, formando dupla con el experimentado neozelandés Scott Dixon, seis veces campeón de IndyCar.

La apuesta por el joven Palou hecha por Ganassi quien de automovilismo, algo entiende!, alcanzó en su primer año nomás tan brillante resultado, aguardado hasta la última fecha en las calles de Long Beach, California, donde no había corrido nunca. Campeón!

Ahora, ¿la Fórmula 1 le abre la puerta que le cerró?

Foto portada: gentileza Autobild.es

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre