LO AGUARDA SU TERCERA TEMPORADA.

Baltazar Leguizamón tiene diagramado parte de su 2019 le ha dicho a visionauto desde Pinamar, donde ha pasado sus vacaciones. “Voy a continuar en la FIA F3 Americas (salió subcampeón 2018) con el equipo Global Racing Group”. El campeonato abarcará seis fechas que incluirán tres carreras cada una. “Va a empezar en el  Barber Motorsports Park en Alabama, y formando parte de la programación de Indycar, un hecho muy importante; marca el nivel y la consideración que se va ganando la F3 Americas. Estimo que habrá unos 15/20 autos”, menciona.

Ha tomado nota que le resulta clave “continuar dando pasos firmes, y  no sólo arriba del auto; en Estados Unidos me estoy haciendo conocer y sin dudas los buenos resultados ayudan. Eso sí, también tiene mucha importancia saber  manejarse abajo del auto para no cometer errores”. En este aspecto, comenta Leguizamón, colabora con el John Della Penna, otro argentino quien se encuentra radicado en el país del norte hace mucho años, los más memoriosos recordarán que supo ser propietario de un importante equipo de Indycar años atrás. Retirado de las pistas, Della Penna (vive en California) de vasta experiencia y conocimientos, ha continuado ligado al mundo de la velocidad. “John me está dando una mano en cuestiones relacionadas a como vincularme y negociar con sponsors y equipos, además de ponerme en contacto con empresas que puedan estar interesas en apoyarme”, apunta en de La Luisa, localidad muy cercana a Arrecifes.

SpeedAgro

“Yo continuo con lo que tengo in mente –dice- y es esforzarme para andar bien en las carreras y obtener buenos resultados y por otro lado, seguir relacionándome con gente del automovilismo de Estados Unidos, para que sepan quien soy  y puedan llegar a considerarme en algún momento, ya sea por lo que haga en las pistas y por como me conduzco en la vida. Sin dudas que no es fácil para los chicos argentinos que vamos a correr afuera viniendo desde  Sudamérica, estamos lejos, y en desventaja en distintos aspectos que llevan más de una vez que a la hora de elegir un piloto, los que deciden se inclinen por un norteamericano o bien por un europeo, es así”.

El pibe argentino en la F3 Américas en 2018, donde continúa este año.

Asegura que se siente confiado para la actual temporada, “ocurre que conozco más el auto que es de última generación (la categoría utiliza chasis Ligier JS F3 y motores Honda), los circuitos, la categoría tiene gran nivel”.

El respaldo económico obvio, es vital; “si bien correré en F3 Américas, trabajo duro para sumar más apoyo, que me permita tener más posibilidades aún, por ejemplo probando más veces; más allá de la gran mano que me da el equipo”. Sus planes además abarcan a Indy Light, “he conversado con Ricardo Juncos que con su equipo participa en la categoría; mi intención es hacer 2/3 carreras, dependerá del apoyo económico, me encantaría y me veo bien; he aprendido mucho hasta ahora y sume experiencia”.  El presupuesto necesario para correr esas 2/3 carrera en Indy Light, equivale al total del necesario para F3 Americas en todo el año.

Considera que la F3 Américas crecerá este año, “los autos se asemejan a los de Indy Light, son de los más tecnológicos que hay en el automovilismo norteamericano y este año Honda incrementará el premio al campeón, que puede consistir  como se da en otras categorías, en aportar parte del presupuesto para correr en 2020 en Indycar”.

Remarca después Leguizamón que “el nivel del automovilismo en Estados Unidos es muy bueno, tanto o mejor que el del automovilismo europeo. Es difícil y súper competitivo el de Estados Unidos, han ido a correr allá pilotos conocidos de Europa y les costó; en fin, sé que hay que seguir esforzándose día a día, es lo que vale y como dije, conducirse arriba y abajo del auto como correesponde; de esa forma es más probable que te apoyen. Caso contrario, si hacés las cosas mal en todo sentido, se te pondrá muy complicado para avanzar”.

Fotos: prensa Leguizamón.

Jeluz | Productos Eléctricos

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre