REPITIÓ EL UNO.

No es para cualquiera el honor de ser doble poleman consecutivo en el Nordschleife, la extensa versión de 25.378 metros del difícil y riesgoso circuito alemán de Nurburgring, conocido como el Infierno Verde.

Néstor Girolami ya tiene ese privilegio tras haber dominado por segundo año consecutivo la clasificación del TCR Mundial. Sobre su Honda Civic del Munnich Motorsport estableció 8m54s 791/1000 y dejo atrás por 780/1000 al francés Jean Karl Vernay (Hyundai) y por 943/1000 a su compatriota y coequiper Esteban Guerrieri. A la hora de las declaraciones Bebu dedicó esta pole a Carlos  Alberto Reutemann y como todos pidió por la pronta mejoría en su delicado estado de salud.

Girolami escucha a su escolta Vernay en la conferencia de prensa que tuvo como tercer protagonista a Esteban Guerrieri. «Valoro mucho repetir la pole en un circuito tan exigente como Nurburgring» dijo Bebu.

Con este incentivo, Bebu va en busca de ese triunfo que el año pasado no pudo alcanzar por una falla del equipo que desperdició la pole y lo hizo partir retrasado. Claro que para aprovechar esta pole tiene que esperar la segunda carrera de esta fecha inicial del torneo cuya grilla respeta el orden clasificatorio. En cambio, la primera invierte los diez primeros lugares y por eso Girolami parte 10° y Guerrieri desde la  8va. posición. Otro desafío que no les quita confianza a los argentinos.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre