PROBAR CON ALGO NUEVO.

En el marco del Día de la Seguridad Vial, que se conmemoró el 10 de junio, se presentó a periodistas Safety Group, consultora especializada en movilidad segura, sustentable y responsable con el foco puesto en generar nuevas estrategias de acción y comunicación que contribuyan a reducir los índices de siniestralidad vial en el país.

«Si seguimos intentando llegar a la gente de la misma manera, creo que no vamos a llegar a ningún lado, porque si la cantidad de muertos en Argentina sigue siendo la misma es porque algo no estamos haciendo bien», explicó Axel Dell’olio, gerente de Safety Group, un espacio profesional que se conformó recientemente al reunir a referentes en materia de Seguridad Vial en la Argentina, con el objetivo de potenciar su trabajo de más de una década.

SpeedAgro

Al comenzar la presentación Dell’olio resaltó que Argentina -como otros países en desarrollo- gasta en seguridad vial entre 1 y 3 por ciento de su PBI. «Es importante marcar la diferencia entre gasto e inversión«, dijo y aclaró que «el primero surge a partir de un siniestro: disposición de vehículos de emergencia como policía, bomberos, ambulancias; traslados de víctimas y familiares; liquidación de los servicios médicos y fúnebres en muchos casos; más pensiones de por vida por invalidez, mientras el segundo tiene relación directa con la prevención».

Luego recordó que la siniestralidad vial es la es la primera causa de muerte entre niños de 5 y 14 años y en adultos de 15 a 29 años, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), y aseguró que «muchas veces no se necesitan grandes presupuestos sino estudiar el entorno y generar pequeñas modificaciones para volverlos seguros».

Según explicó el especialista, el trabajo sistemático con niños es el que puede traer mejores resultados en el corto plazo. Por eso valoró la labor de las instituciones sin fines de lucro, de otros colegas y las empresas del sector privado, pero advirtió que los resultados serían más inmediatos si en la Argentina se implementara la ley nacional de Educación Vial que rige desde 1986.

Además se refirió al desarrollo del Observatorio Vial, que está operativo en localidades de 6 provincias del país, y destacó que el análisis de datos permite saber dónde y cómo intervenir de acuerdo a las particularidades de cada localidad. Gran parte del problema vial radica en la «falta de Federalismo« que existe en la Argentina en torno a la normativa de Tránsito que, cuando se sancionó la Constitución, se delegó a cada una de las provincias.

Esta situación conlleva enormes dificultades en el día a día sobre competencias: qué jurisdicción emite licencias, genera multas, realiza operativos de seguridad vial, o autoriza vehículos de transporte público. “Es urgente cambiar el paradigma, porque hay que cambiar los resultados”, cerró diciendo Dell’Olio.

 

Fotos: Prensa Safety Group.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre