CAMBIÓ EL PANORAMA.

Hasta la fecha pasada en San Nicolás, Nicolás Moscardini venía descontándole puntos a Rodrigo Lugón, su compañero del Ambrogio Racing. Pero en San Nicolás, el platense aprovechó el pesado Fluence de su rival, sumó fuerte y se subió a la punta del campeonato que, ahora, defiende en Rosario con un auto que lleva la mayor carga de lastre entre todos los que se presentan. ¿Cómo le caerá?

Con 55 kilos en su Fluence, Moscardini sabe que deberá centrarse en sumar y, además, tiene cierta tranquilidad al saber que su compañero y rival Lugón, a pesar de haber descargado (pasó de 70 a 50 kilos), también lucha contra el peso. Nacho Julián, tercero en discordia, llegó con 40 kilos en su Corolla, mientras que Juan José Gárriz, último vencedor y cuarto en el torneo, penaliza con 30 en su C4 Lounge, por lo que tiene una buena chance de seguir descontando.

Gárriz viene de ganar y sin demasiado lastre.
SpeedAgro

“Son 30 kilos los que cargamos, no es tanto, pero entiendo que el auto no va a sufrir mucho el lastre, pese a ser un circuito trabado. No creo que esta cantidad de peso incida en el funcionamiento del auto», aseguró Gárriz. “Estoy concentrado en sumar en cada carrera, no me fijo en el campeonato. Nuestro auto va bien y pude descargar un poco de lastre. Quienes estamos peleando por el torneo estamos todos más o menos en las mismas condiciones”, agregó, por su parte, Lugón.

 

Fotos: prensa TC 2000.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre