CUARENTA Y TRES INSCRIPTOS para la apertura del Turismo Carretera. ¿Realmente es la crisis la causante?

Cómo ya se dijo en una nota anterior, la cifra es la más baja de una apertura de torneo en los últimos 30 años. Dicho así, fríamente, es incontrastable. Desde 1983, cuando solo asistieron 32 coches al arranque del torneo, que no había una concurrencia de ese calibre, aunque calificarla hasta de modesta parece injusto.

Pero es el problema de manejar números sin interpretar las circunstancias, solamente extrapolando. Aquella carrera de 1983 fue en Mendoza, a mil kilómetros de la Capital y lejos del hogar espiritual del TC, la provincia de Buenos Aires.  Esta de 2014 es en Centenario, en Neuquén,  a 1.131 km de la capital.

No hay que ser muy despierto para recordar que, durante los ’90 y la primera década de este nuevo siglo, es decir, casi 20 años, los campeonatos arrancaban normalmente en el semipermanente de Santa Teresita y, posteriormente, en el autódromo “Rotonda de Mar de Ajó”. Nunca a más de 350 kilómetros de la capital…

¿Se trata de la crisis? ¿Qué crisis? Fernando González, el director del diario El Cronista (periodista y medio que no pueden ser sospechados, de ningún modo, de oficialistas, sino todo lo contrario), escribió hoy la siguiente en su periodico: “La crisis que vive la Argentina (…) está claro que es de menor dimensión que las tristes crisis anteriores”.

No hay que remontarse mucho en la reciente historia argentina para encontrar una crisis en serio: la del 2002. Cuando el TC arrancó su torneo de aquel año, el 10 de febrero de 2002 en Mar de Ajó, lo hizo creyendo (a) que si no lo hacía allí no arrancaba más y (b) que no iban a poder terminar el año. No es necesario refrescar esos momentos de vívida angustia, con el dinero retenido en los bancos y una devaluación mínima del 40 por ciento, superior a la experimentada en el último mes.

Sin embargo a Mar de Ajó, ese año, concurrieron 47 coches. Más que los 43 que están en Centenario.

El TC siguió su derrotero aquella escarpada temporada. Un mes después, a mediados de marzo, llevó 42 coches a Balcarce. Pero en La Plata se anotaron y corrieron, en abril de 2002 (un mes que tuvo un 10 por ciento de inflación), 56 autos.

Lo interesante del caso fue que la cuarta fecha del torneo se disputó en Trelew. A 1.400 kilómetros de la Capital. Y allí viajaron apenas 41 autos. Fue la cifra más baja del año. En la cita más alejada de la ciudad de Buenos Aires en toda la temporada. Después, cuando la economía repuntó unos grados, a la anteúltima carrera, en Buenos Aires, durante noviembre, concurrieron 66 autos. Y cualquier indicador económico de aquel momento seguro que era más preocupante que los actuales. Entonces… ¿es crisis o es la distancia?

Un dato adicional: hace menos de una semana, en la apertura del TC Mouras en Mar de Ajó, hubo 29 coches… ¿Sabés cuántos fueron a correr un año atrás al arranque en La Plata? Exactamente 25. ¿Será que en el TCM los costos no se desorbitaron como parece haber sucedido en el TC, y no exclusivamente a causa de la crisis?

Recién cuando veamos la cantidad de autos que el TC lleva a sus primeras tres o cuatro carreras, los que convocará el Turismo Nacional en el arranque, los que aportarán el STC2000 y el TC2000 respecto del año anterior, podremos dar un diagnóstico más certero. Por ahora, parece precipitado argumentar que la crisis pegó de lleno en el automovilismo. En uno que nunca tuvo tantas categorías, equipos, pilotos y autos de carrera…

Por P.V.

Foto: @jositodipalma

 

 

 

-publicidad-

7 COMENTARIOS

  1. Y para que queremos mas autos? Largan 46 en la final y siempre quedan 6 autos afuera. El flaco siempre dice que en Tc tienen que correr 30 pilotos y que sean Top. No creo q esté desacertado.

  2. 43 autos son pocos?? … y de los 24 de la bazofia monomarca V8 que van a decir???…Nada!! Porque es de Clarin…Y todos sabemos que CS pone sus fichitas ahi… o no??. Dejen de bajar linea muchachos. Y hagan algo por el TC2000 y el TRV6 que entre ustedes , Carcurrando y Clarinete lo destruyeron…

  3. Es muy muy difícil juntar el presupuesto para ir a cada carrera…los costos básicos (inscripciones, gomas, nafta, amortiguadores, gps, combustible para los camiones, etc.), año a año se incrementan terriblemente. Las empresas sponsors van desapareciendo…a las que les gusta la idea de participar, tienen una «sensación» de incertidumbre que las lleva a no participar y todo hace a que el abultado presupuesto, sea muy difícil de conseguir.
    Ojalá me equivoque, pero si no se toman medidas que «realmente» favorezcan a que cada Equipo/Piloto/Auto pueda bajar sus costos de manera considerable, vamos a tener que contar cuántos van a llegar tranquilos a mitad de año.
    Sabemos que esto es un deporte y no algo de primera necesidad, pero hay mucha gente que vive de esto y si no se toman medidas, solo van a quedar los autos de aquellos Pilotos que lo hacen por placer y que no necesitan de muchos sponsors para estar en pista.
    Buen año automovilístico!!

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre