UN GRAN CAMPEÓN.

Demostró ser, por si quedaban algunas dudas, Lewis Hamilton durante el fin de semana del Gran Premio de Brasil.

“No fuiste el píloto del día, fuiste el piloto del fin de semana…” fue el acertado elogio que le lanzó Felipe Massa en el habitual reportaje televisivo que un ex Fórmula 1, realiza tras culminar os Grandes Premios. Si, el mismo Massa al que, en este mismo Interlagos en 2008, Lewis frustró con el agónico sobre paso a Timo Glock y su rush en los últimos 500 metros que sellaron su primer título mundial y dejaron con las manos vacías al brasileño que ya había comenzado a festejar.

Por encima de los limites y fuera de la pista, anduvieron Verstappen y Lewis en la lucha por la punta. Este fue el primer intento de sobrepaso que Max frustró con una cuestionada maniobra.
-publicidad-

“Fue una de las mejores carreras de mi campaña” reconoció Lewis sobre esta 6ta victoria de la temporada, la 3ra en Brasil y la 101 de su campaña. Es cierto que lo ayudó y mucho ese super motor al que apostó Mercedes Benz al costo de los recargos, pero el inglés puso su talento excepcional y una fortaleza anímica especial para remontar la cuesta de su exclusión en clasificación por usar un DRS prohibido, que lo mando al 20° y último lugar de la grilla en la carrera clasificatoria. Desde allí escaló 15 posiciones hasta el quinto lugar. Para la grilla de la final debió retroceder cinco lugares por el cambio de unidad de potencia. Otro duro golpe que contrarrestó con su capacidad conductiva y determinación para ascender del 10° lugar hasta el primero. En total entre las 15del sábado y las 10 del domingo, Lewis avanzó ¡25 posiciones!. Excepcional y casi increíble en tiempos donde los sobrepasos no son moneda muy corriente.

A estas virtudes humanas, técnicas y de estrategia del equipo Mercedes Benz, Hamilton sumó su inteligencia para poner de su lado al público local. Declarado admirador del recordado Ayrton Senna, Lewis decoró su casco con los colores que identificaron al brasileño y ondeó y hasta coloco sobre sus hombres en el podio la bandera brasileña. Por eso no extraño, que las tribunas explotasen en gritos y festejos cuando en la vuelta 54, la paciente tarea de acercamiento dio sus frutos y el Mercedes superó al Red Bull. Una decena de vueltas antes lo había intentado pero  Max hizo una áspera defensa llevándolo hasta afuera de pista en una maniobra al límite del toque que sólo mereció lao observación de las autoridades.

El segundo intento de superación de Lewis a Max fue el definitivo y el holandés no opuso mayor resistencia. A partir de ese momento, el piloto de Mercedes Benz marcó una clara superioridad.

Consciente de su superioridad, Hamilton tuvo al paciencia e inteligencia necesaria para esperar el momento de un nuevo intento. Ya no hubo mayor defensa de Verstappen, resignado, como dijo su jefe Christian Horner, a terminar la carrera con el menor daño deportivo ante la superioridad de su rival. Y ese menor daño resultó el segundo puesto, al que sobre el final agregó el récord de vuelta que marcó su compañero Sergio Pérez para resarcirse del tercer lugar perdido ante Valtteri Bottas y que impidió una cosecha perfecta de Hamilton.

Esta victoria de Hamilton revivió el interés del campeonato en la entrada de su recta final. De haber vencido Max, hubiese estirado  la ventaja a 28 puntos, algo más que una carrera, con tres  Grandes Premios por disputar y la posibilidad de definición el próximo  fin de semana. Ahora son 14  (332,50 a 318,50) los puntos que separan al holandés de Lewis frente al trío de fecha finales a disputarse en dos circuitos (Qatar y Arabia Saudita) que la Fórmula 1 transitará por primera vez y otro (Abu Dhabi) con varias modificaciones. Otro atractivo ingrediente para la que promete ser la mejor y más emotiva definición de los últimos años.

-publicidad-

4 COMENTARIOS

  1. Brillante el Hamilton de la carrera, para el aplauso.
    Lastima la imagen de demagogo barato que dejo despues envolviendose en la bandera de Brasil.
    Saludos

    • No comparto,Guillermo.Siempre dijo ser admirador de Ayrton y el publico en el circuito le creyo ANTES de embanderarse,fue notorio como los brasileros lo prefirieron a el sobre Verstapen durante la carrera.
      Para mi esto lo reivindica algo de sus actitudes antideportivas contra el holandes en el GP de Inglaterra.

      • Una cosa es homenajear a un piloto con colores en el casco y otra es envolverse con la bandera de otro país….. El propio título de esta nota deja entrever que no fue algo normal….
        Ponete una remera de Senna de última, pero lo de la bandera ya es algo antinatural.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre