EL SELLO.

Y un día, Valentino Rossi, el gran ídolo mundial del motociclismo, se fue, no correrá más. Se retiró. Y el hecho movilizó al motociclismo y fue al decir de Valentino, «una excusa para hacer un poco de lío».

«Intenté vivirlo con mi etilo. Estaba muy preocupado de que me traicionaran las emociones, pues intentaron hacerme llorar toda la semana. Pero debía ser una fiesta, el retiro era una excusa para hacer un poco de lío», confesó Rossi tras el Gran Premio de Valencia.

-publicidad-

«Il Dottore», de 42 años y dueño de 9 títulos, se dio el gusto de finalizar décimo en la carrera española que marcó el cierre de la temporada 2021 y que ganó su compatriota Francesco Bagnaia, subcampeón del francés Fabio Quartararo.

«El día de la carrera me levanté pensando que debía hacer todo para realizar un lindo GP, y quedé contento por haberlo logrado, terminé mi último GP entre los mejores 10 pilotos del mundo», celebró  «En el futuro podré decir: ‘en la última carrera llegué décimo, nunca último’. Esta consciencia la mantendré durante algunos años. Ahora empezaré a darme cuenta de que me retiré. Por ahora sólo la vivo como la última carrera de la temporada. Me sentí bien, tal vez me retire el año próximo», bromeó.

Rossi completó un giro sólo para saludar al gentío en su última carrera en el circuito Ricardo Tormo. «Fue todo muy lindo, me sorprendieron varias veces. En el box nos divertimos, fue una fiesta a mi estilo: hicimos líos, bebimos y desparramamos las cosas, pero aún ni siquiera estoy borracho», aclaró sonriente.

Mientras Rossi se despidió desde la pista, su novia Francesca Sofia Novello, que lo hará padre lloraba. Y ahí nomás, no lloraba; sonreía con esa sonrisa inconfundible que no para de recorrer el mundo. Es Ronaldo Luis Nazário de Lima, bicampeón mundial con Brasil en EE.UU 1994 y Corea-Japón 2022. Es el «Gordo» más querido, hoy presidente del Valladolid español. «Valentino es un campeón que nos hizo soñar; nos conocimos en 1999 y compartimos muchas pasiones, empezando por el Inter», recordó después de entrar al box de El Doctor y de estrecharse en un abrazo en una de las muestras mejores de un día histórico.

Saludos y grandes recuerdos estuvieron a cada paso, el equipo Honda Racing Corporation también lo hizo, «nuestro más sincero agradecimiento, y le deseamos todo lo mejor para la próxima etapa su vida». Junto a Honda HRC, Rossi ganó tres mundiales seguidos en la máxima categoría desde 2001 y a 2003, y se llevó 31 de las 48 carreras con la marca.

Sus colegas, varios que cuando Valentino salió campeón en distintas etapas, aún no habían nacido!, lo homenajearon con cascos dedicados a el y luego de haberlo escoltado y rodeado, «Fue una linda sorpresa, realmente no lo esperaba. Sus cascos dedicados a mí me emocionaron, fue hermoso verlos», soltó Valentino.

El ¡Grazie Vale! invadió el circuito colmado para ser testigo la multitud de un acontecimiento único e irrepetible. Valentino Rossi ha significado tanto para el campeonato del mundo de motociclismo desde 1996 cuando comenzó su carrera deportiva, hasta que el segundo domingo de noviembre, cuando subió por última vez a su Yamaha YZR M1. Su figura ha trascendido todas las fronteras.

Sus números, victorias títulos mundiales, ya forman parte para siempre de las grandes estadísticas del campeonato del mundo, si bien acaso los más valioso que ha aportado Valentino Rossi al deporte de las dos ruedas haya sido su carisma, sus peculiares formas de celebrar las victorias y su extrovertido talante, aspectos que hicieron que los aficionados del mundo, se rindieran ante el. La Argentina claro no fue la excepción, y como en todos los circuitos  donde corrieran las motos, siempre se vio a la «Tribuna Gialla», rendida a su ídolo y organizada con pasión y esmero por un presidente, Flavio Fratesi, más el vicepresidente y padre de su mejor amigo Uccio, Rino Salucci.

Ha calado muy hondo en el corazón de millones de aficionados; merced a Valentino con sus proezas y carisma, las audiencias, las recaudaciones en los circuitos hicieron explotar la pasión y entusiasmo por el motociclismo.

Por eso su imagen perdurará, su color amarillo, su «Tribuna Gialla», el número 46. El Doctor no corre más, de todas formas Valentino piloto perdurará, a la par del ser humano. No habrá otro piloto capaz de generar esa atraccion, esa devocion    que ha despertado Valentino Rossi.

Una leyenda

Se lo consideró a ‘Il Dottore’, protagonista de la gala anual del Mundial de MotoGP. El italiano ha sido el 31º piloto en obtener la distinción, también entregada en su momento a Mike Hailwood, Giacomo Agostini, Geoff Duke, Michael Doohan, Wayne Gardner, Eddie Lawson, Wayne Rainey, Phil Read, Jim Redman, Kenny Roberts, Jarno Saarinen, Kevin Schwantz, Barry Sheene, Daijiro Kato, Anton Mang, Ángel Nieto, Marco Simoncelli, Freddie Spencer, Casey Stoner, John Surtees, Carlo Ubbiali, Àlex Crivillé, Franco Uncini, Marco Lucchinelli, Randy Mamola, Kork Ballington, Dani Pedrosa, Stefan Dörflinger, Jorge Martínez y Nicky Hayden.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre