COMO EN LOS VIEJOS TIEMPOS.

Cuánto hacía que en los tres primeros lugares clasificatorios de un Gran Premio, no coincidían un McLaren, una Ferrari y un Williams. Tres marcas, que eran habitués a los triunfos y títulos en los ´80, ´90, que figuran entre las más ganadoras en la historia de la Fórmula 1. Tres marcas que en la última década quedaron relegadas por el crecimiento de Red Bull, y el retorno de Mercedes Benz, acaparadores de las coronas desde 2010. Tres marcas que parecen estar renaciendo de la mano de jóvenes talentosos, como Lando Norris, Carlos Sainz y George Russell, ocupantes de los tres primeros lugares de la grilla del Gran Premio de Rusia.

Carlos Sainz, principal esperanza de Ferrari para retornar a la victoria. Desde el segundo lugar, el español va por su debut como ganador en Grandes Premios.

 Desde el 25 de noviembre de 2012 en el Gran Premio de Brasil, McLaren no festejaba una pole. Por entonces piloto del equipo, Lewis Hamilton, fue el encargado de concretarla en la previa del último triunfo de su compañero Jenson Button y la tercera coronación de Sebastián Vettel. Por entonces de flamantes 13 años, Lando Norris ya soñaba con correr y destacarse en la F-1, como recordó en la nublada tarde en el circuito de Sochi tras debutar como poleman en el GP de Rusia. Lo hizo gracias a su talento y el gran rendimiento del McLaren, y también como consecuencia del cambiante clima, y dos errores no muy comunes en Hamilton.

-publicidad-

“Ha sido terrible . Fue ciento por ciento por mi culpa. Estaba justo en el momento oportuno para entrar a boxes y por eso me apuré para llegar y salir lo más rápido posible. Estoy realmente decepcionado de mí mismo. Es una tontería, pero se vive y se aprende. No hay nada que pueda hacer sobre el pasado admitió el campeón sobre ese increíble roce con el muro al ingreso a boxes, que dañó el alerón delantero del Mercedes. De regreso a la pista sumó un trompo en la vuelta final que terminó con sus chances de hacer la pole. Este error fue consecuencia del otro, ya que la reparación del alerón dañado quitó tiempo en pista y le dejó a Hamilton una sola vuelta para calentar y aprovechar los neumáticos lisos colocados cuando la pista ya tenía pocas secuelas, charcos en algunas zonas, de la lluvia matinal que obligó a la suspensión de los entrenamientos. El apuro de Lewis terminó en el trompo.

Los mecánicos de Mercedes tuvieron trabajo extra para cambiar el alerón delantero dañado por Hamilton en e ingreso a boxes. Esta situación complicó su clasificación.

“Arriesgué y dio sus frutos“ dijo un sonriente Norris, algo sorprendido por su primera pole tras 54 Grandes Premios. Lo mismo dijeron Sainz y Russell, quienes tuvieron de sus equipos el oportunismo de anticipar el cambio de neumáticos medios por los lisos. En cambio Mercedes se complicó con el primer error de Hamilton y encima tampoco Valtteri Bottas tuvo una buena vuelta y quedó séptimo.

Sin ser el peor, el cuarto lugar en la grilla no fue el deseado por Hamilton, para aprovechar la alternativa que Max Verstappen, su gran rival en el campeonato, largaba entre los últimos por el cambio de la unidad de potencia motriz en su Red Bull. El objetivo del triunfo en una pista donde Mercedes Benz nunca perdió, asomó un poco más lejano aunque no imposible. ”No será fácil llegar a  la punta porque los muchachos (Norris, Sainz y Russell) tienen un buen ritmo”, adviertió Lewis. Un dato: los tres iban en busca de la primera victoria. Hamilton por la número 100…

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre