PARA TODOS LOS GUSTOS.

La historia de las definiciones del Campeonato Mundial de Fórmula 1 muestra todo tipo de situaciones en aquellas que se resolvieron en sus fechas finales. Capítulos con carreras emocionantes, polémicas, extrañas, ásperas, con protagonistas que a veces se han repetido y que conocieron las dos caras, alegría y amargura, de algo único para todo piloto como lo es tener la chance de ganar un titulo mundial. A continuación repasamos las definiciones más  trascendentes.

………………………………………………………………………………

-publicidad-

MÉXICO 1964.

México vio la insólita imagen de una Ferrari oficial azul y blanca. Llevó al título a John Surtees en un cambiante final. y gracias al juego de equipo

No muy recordada, esta carrera vivió una de las definiciones más cambiantes con la corona danzando entre un trío de postulantes en los dos giros finales. Era para Jim Clark, hasta que en el ingreso a la vuelta final se rompió el motor de su Lotus. Pasó a festejar Graham Hill pero le duró hasta que Lorenzo Bandini le cedió a John Surtees, su compañero en Ferrari, el segundo lugar que Surtees necesitaba para convertirse en el único piloto campeón mundial de Fórmula 1 y motociclismo Aquel 25 de octubre en el antiguo Magdalena Mixhuca por segunda y última vez en el Mundial, las Ferrari cambiaron el tradicional rojo por blanco y azul de la escudería privada NART. Fue por un conflicto de Enzo Ferrari con la Federación Italiana de Automovilismo.

………………………………………………………………………………

ESTADOS UNIDOS 1974

Hubo alegría sudamericana en el podio de Estados Unidos 1974 con el triunfo de Carlos Alberto Reutemann y el título de Emerson Fittipaldi.

Es el otro antecedente, como el fin de semana en Abu Dhabi, de dos pretendientes que llegaron a la fecha final igualadas en puntos. Fueron Emerson Fittipaldi (McLaren) y Clay Regazzoni (Ferrari) con 52 puntos a los que se sumó Jody Scheckter (Tyrrell) con 47. El cuarto puesto le alcanzo sobradamente a Fittipaldi para conquistar su segundo y último título ante un Regazzoni (11°) que poco pudo hacer con una Ferrari poco competitiva y un Scheckter que abandono. Ese 6 de octubre en Watkins Glen, Carlos Alberto Reutemann (Brabham) dominó de punta a punta una carrera que tuvo su nota trágica con la muerte del austriaco Helmuth Koinigg, decapitado por un guardarail al despistarse con su Surtees.

………………………………………………………………………………..

JAPÓN  1976.

Bajo la lluvia, Hunt debió superar varios contratiempos para llegar al titulo Recién se enteró que era campeón cuando su equipo se lo comunicó al llegar a boxes.

Representa la más emblemática y famosa de las definiciones al punto que motivo la película Rush. Enfrentó a James Hunt con Niki Lauda, en una rivalidad que sólo estuvo en la pista donde casi no se vieron excesos pese al agresivo estilo conductivo del inglés. El diluvio que cayó aquel 24 de octubre en el circuito del Monte Fuji y que obligó a varias postergaciones le puso el marco dramático al que apenas iniciada la carrera se sumó el voluntario abandono de Lauda por considerar que no estaban dadas las condiciones de seguridad. Hunt siguió con varios contratiempos hasta que en las dos vueltas finales superó a Regazzoni y Jones para llegar al tercer puesto que lo coronó por apenas un punto.

……………………………………………………………………………….

PORTUGAL 1984.

Lauda recibe la felicitación de Marlene, por entonces su esposa, tras conquistar su tercer título mundial por apenas medio punto sobre un decepcionado Alain Prost.

Fue la definición más estrecha en el Mundial y la fracción del punto la provocó el medio puntaje que otorgó el Gran Premio de Mónaco, acortado por la lluvia. Apenas medio punto separó el festejo de Niki Lauda de la decepción de Alain Prost aquel 21 de octubre en Estoril. Ambos integraban el equipo McLaren, dominador por esos años y mantenían una buena relación. La mayor velocidad del francés la contrarrestaba Niki con su confiabilidad. Alain ganó la carrera y esa victoria lo coronaba hasta que faltando 28 vueltas un problema en los frenos de su Lotus marginó a su escolta Nigel Mansell, y le dejó a Lauda el segundo lugar que precisaba para celebrar su tercer título y escribir otro capítulo de su leyenda.

……………………………………………………………………………….

AUSTRALIA 1986.

Por detrás de la sólida marcha del McLaren de Prost, se destruye la goma trasera izquierda del Williams de Mansell y al mismo tiempo sus chances al título.

Mostró uno de los pocos casos en que el gran candidato se quedó con las manos vacías. Ese gran candidato aquel 26 de octubre en Adelaida era Nigel Mansell, dominador de la temporada con el Williams, ya que un tercer puesto le alcanzaba mientras que su compañero Nelson Piquet y Alain Prost (McLaren) necesitaban ganar. A 18 vueltas del final el inglés marchaba 3° cuando su demora a ingresar a boxes para cambiar neumáticos le costó caro ya que al momento de superar al rezagado Ligier de Philipe Alliot explotó la goma trasera izquierda. Adiós chances al título y camino abierto para Prost, que criteriosamente había anticipado el cambio de neumáticos. El francés se “encontró” así con su segundo titulo

……………………………………………………………………………….

 BRASIL 2008.

 

Los rostros alegres de los familiares y amigos de Massa en el box Ferrari se transformaron en decepción cuando tras un espectacular rush final Hamilton llegó quinto y le ganó por un punto el titulo al brasileño.

Resultó la más curiosa porque durante medio minuto el festejo invadió el box de Ferrari tras ver a su piloto Felipe Massa cruzar vencedor la meta y observar que su rival Lewis Hamilton marchaba en un sexto lugar que no le alcanzaba para superar al brasileño en el campeonato. Sin embargo, ese 2 de noviembre no estaba todo terminado ya que en los últimos 500 metros, Lewis se jugó sobre el piso mojado y pudo dar cuenta del Toyota del alemán Timo Glock. Ese agónico quinto lugar le dio el par de puntos para alcanzar su primer título y trasladó la alegría al box de McLaren. El silencio que invadió las tribunas sólo lo cortaron los insultos de los hinchas brasileños a Glock por considerar que le había facilitado el paso a Lewis.

……………………………………………………………………………

 

LOS AUTAZOS DE MICHAEL SCHUMACHER

 

GANÓ EN AUSTRALIA 1994. Una suspensión de dos fechas más una racha triunfal de Damon Hill le complicaron a Michael Schumacher un camino que parecía allanado tras la muerte de Ayrton Senna. Así llegó el 11 de noviembre a la fecha final en Adelaida con un punto de ventaja  sobre el inglés. Schumi lideró hasta que en la vuelta 36 se pasó un poco y rozó el paredón al tiempo que Hill vio la oportunidad y se mandó por adentro. Con la maldad de todo campeón Michael dejó deslizar al Benetton hacia adentro e impactó con su pontón derecho contra la rueda delante del Williams. El alemán quedó inmóvil mientras que Damon se mandó a boxes donde la imposibilidad de reparar la suspensión le dio a Schumacher su primer título.

PERDIÓ EN JEREZ DE LA FRONTERA 1997. Ya en Ferrari, Michael Schumacher volvió a encontrarse con un piloto de Williams. Tuvo enfrente a Jacques Villeneuve que el 26 de octubre llegó al circuito español de Jerez de la Frontera un punto detrás del alemán. Conocedor que el abandono de ambos, como en Australia 94, le daba el titulo, Michael buscó el roce cuando Jacques le quitó el liderazgo en la vuelta 48 y lanzó su Ferrari que golpeó con su rueda delantera derecha el pontón izquierdo del Williams. Esta vez le salió mal ya que fue su auto el que se despístó y quedó atrapado en la leca. Jacques siguió con precaución y el tercer puesto le dio el título. Schumi fue sancionado con la pérdida de todos los puntos del año.

………………………………………………………………………………..

FANGIO, MAS AFORTUNADO QUE REUTEMANN

Cuatro veces pilotos argentinos llegaron a la carrera final con chances de coronarse campeón. Consecuente con su dominio en la década del 50, Juan Manuel Fangio lo hizo en tres oportunidades con más festejos que frustraciones. La decepción la vivió en 1950 en Monza en el intento inicial que fue también la primera definición del Mundial el 3 de septiembre. Primero en su auto titular (caja) y más tarde en el que el cedió Piero Taruffi (motor), el Chueco padeció problemas insalvables en su Alfa Romeo que le impidieron presentarle lucha a su compañero Giuseppe Farina, ganador de la carrera y el campeonato. Su desquite llegó el 26 de octubre de 1951 en el Pedralbes español al prevalecer con su Alfa Romeo (foto) sobre Alberto Ascari y Froilán González ((tenía posibilidades matemáticas pero estaba condicionado por la prioridad de Ascari en Ferrari) para calzarse la primera de sus cinco coronas. También se tomó revancha de Monza el 2 de septiembre de 1956, esta vez con la inestimable ayuda de Peter Collins, su compañero, que en un inusual gesto de admiración le cedió la Ferrari (eran tiempos que se permitía) y resignó sus posiblidades al título que con el segundo puesto se aseguró el balcarceño. Distinto fue el destino con Carlos Alberto Reutemann el 17 de octubre de 1981 en Las Vegas. Llego adelante por un punto sobre Nelson Piquet pero en carrera su Williams penó con la caja (8°) y al brasileño le alcanzó el 5° puesto para ser campeón. No hubo revancha para Lole.

…………………………………………………………………………….

PROST Y SENNA, A PURO CHOQUE

A diferencia de las mencionadas definiciones, las que Alain Prost y Ayrton Senna protagonizaron a puro choque, no se dieron en las carreras finales sino en la anteúltima, lugar que por ese tiempo ocupaba el Gran Premio de Japón.  El francés arrojó la primera piedra el 22 de octubre de 1989 en Suzuka, cuando conocedor que un abandono de ambos lo coronaba y a falta de 16 vueltas, le dejó lugar por la cuerda interna. “Picó” Senna y en ese momento Alain se cerró y los McLaren de los “compañeros” chocaron y  quedaron detenidos. Prost se bajó del auto mientras que Senna retornó la carrera, pero saltando una chicana, lo que le valió una desclasificación que consagró al francés.  Un año esperó Ayrton para la venganza que concretó el 21 de octubre en el mismo Suzuka, apenas largada la carrera (foto) con un premeditado y artero toque de su McLaren a la Ferrari de Prost que dejó a ambos fuera de carrera y al brasileño con la satisfacción de la revancha y su segundo título.

No necesitaban de estas maniobras estos dos grandes campeones que fueron Prost y Senna, pero las hicieron con la ambición de un nuevo título. Ojalá no los imiten Hamlton y Verstappen.

 

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre