CUANDO MAS DE uno que ha seguido la carrera y miraba las tablas de clasificación…

… se fijaba como iban Roberto Naivirt y José Luis Di Palma en el Dakar 2017. La Toyota Hilux con seis ediciones dakarianas sobre el lomo, había sido preparada con mucho esfuerzo y recursos no abundantes.

Naivirt, "Jóse" y la Toyota unos días antes de afrontar el Dakar.

Las ganas, la fiebre que despierta el Dakar para tantos de los que corren, los llevó a prenderse. Naivirt al volante y el gran «Jóse» como navegante, ambos experimentados por otras participaciones anteriores.

Sin embargo, los que los seguían día a día se apenaron y ellos, debieron contener la bronca y la amargura luego del tremendo esfuerzo realizado. En el tramo entre Chilecito y San Juan, etapa 1o, surgieron problemas. Naivirt y «Jóse» creyeron que la razón era el turbo, le metieron mano y lo cambiaron. Sin embargo, después del laburo, al poner en marcha el motor, la falla persistió. Ahí se dieron cuenta que se habían roto un inyector y un pistónr de la Hilux. El Dakar 2017, terminaba para dos que lucharon con alma y vida.

-publicidad-

 

Por C.S

Foto: gentileza Pilar es noticias

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre