EN EL MEDIODÍA DE LE MANS.

Pechito López se sentó a hablar en uno de los confortables espacios montados por el Toyota Gazoo Racing en el circuito y más allá que la desazón  todavía perduraba , el optimismo ante el futuro buscaba ganarle la pulseada en las primeras sensaciones del cordobés.

El cordobés repasó en Le Mans con VA, lo que dejaron las 24 Horas.

 

-publicidad-

Fijate lo que le contó Pechito a Visión, después del complicado momento vivido el sábado a la noche, cuando se despistó su compañero Nicolas Lapierre y debieron abandonar esta edición de las 24 Horasde Le Mans que consagró el triunfo del Porsche 919 Hybrid que alternativamente condujeron Timo Bernhard (fue el que recibió la bandera de a cuadros), Earl Bamber y Brendon Hartley.

“Fue un golpe duro. Algo del Toyota TS050 Hybrid se rompió, una gran pena. Nos habíamos preparado muy bien, hice los test como piloto debutante después de estar parado 45 días por el accidente en Silverstone y me preparé con todo si bien en lo físico no llegué al 100%,porque todavía me duele algo al subir al auto (las vértebras que pagaron el pato del golpe en Silverstone ), y hasta tuve que superar otro despiste, probando en Spa, del que nadie se enteró. Por eso digo que tuve que trabajar mucho para estar en Le Mans, y la verdad, soñaba con otro final”.

“Esta carrera de Le Mans ha sido una dura experiencia.Hubo mucho esfuerzo previo y por eso duele un poco que haya terminado así”.

“Haber corrido las 24 Horas de Le Mans siento que me coloca en otro nivel por lo que significa esta carrera. No por nada es una de las más importantes y míticas del mundo, y correr en la clase LMP1 del WEC donde hay grandes pilotos que están a la par de los de Fórmula 1, y hacerlo en un un equipo como Toyota, me ha hecho pensar que pase a ser un piloto de la élite mundial”.

Pechito lamentó el abandono pero quedó conforme con su actuación en su debut en las 24 Horas de Le Mans.

 

“¿Qué diferencia sentí respecto a lo que pensaba de Le Mans antes de correr y después de haberlo hecho?: la confianza. Volví a la confianza que tenia antes del accidente en Silverstone. Es más, la recuperé del todo”.

“¿Qué pasó en el accidente de Lapierre?, Nicolas se rozó con otro auto, después se le rompió la cubierta trasera izquierda y se fue afuera. Se ve que en el impacto y al intentar andar para llegar al box quizá se dañó algún elemento (Alistar Moffi, manager de prensa del Toyota Gazoo Racing, informó que luego del despiste, se dañó la transmisión). Fue una lástima, le faltaron nada más que 200 metros para llegar a los boxes para que arreglaran el auto”.

“Reitero, me quedó un saldo muy positivo. Anduve muy bien cuando manejé, incluso más rápido que el puntero en esos momentos, y completé mis tres stint (tramos) sin problemas y sintiéndome cada vez mejor al manejar el auto. (condujo 2h40m)”.

“Algo también muy importante que rescaté, fue que recuperé la confianza por completo después de lo que me pasó en Silverstone. Desde ya tuve que hacer un gran sacrificio y poner mucho esfuerzo. Si bien estoy curtido en el automovilismo, igual hay que saberse bancar momentos como los que pasaron el sábado a la noche. Como dije, quedé un poco dolido por lo que le pasó a Nicolas (Lapierre), pero bueno, hay que mirar adelante, yo quiero seguir en el equipo incluso el año que viene, así que habrá que continuar con todas las pilas. A a mi nunca me resultaron fáciles las cosas”.

“Correr en el WEC significa lidiar, batallar en forma permanente, hay que andar entreverado con autos menos potentes, pasarlos por cualquier lado, no es nada fácil”.

“En la próxima fecha volveré a correr en mi auto original el n°7, eso ya esta hablado. Tengo entendido que el equipo no pondrá más tres autos en algunas de las carreras del Mundial que restan”.

“Cuando pasó lo de Nicolas fue durísimo el momento que vivimos en el box del equipo. Resultó horrible, pero bueno, dolió pero hay que superarlo, y pensar en la próxima. Hay un proyecto en curso y hay que continuar esforzándose para seguir tal cual”.

“Antes de lo sucedido, tuvimos otros problemas; se abrió la puertapor ejemplo y hubo que parar a acomodarla, eso nos hizo perder tiempo”.

“Desde ya, no poder terminar las 24 Horas como era uno de los objetivos, fue complicado y quedé un poco golpeado, pero bueno, ya está, hay que mirar para adelante. Te repito correr en Le Mans fue bárbaro y ni hablar correr con auto de LMP1 como el Toyota. Un autazo, que acelera, dobla frena, es hibrido, un auto hecho para Le Mans. En este circuito saca a relucir todo su gran potencial; Le Mans es donde mejor se le saca todo su potencial”.

“Como mencioné, en lo íntimo me quedé tranquilo porque dí lo mejor cuando me tocó manejar”.

“Comprobé que Le Mans como se dice, es una carrera increiblel, y me quedé con mas ganas de correr otra vez, de volver”.

Pechito Lopez, terminó de contar sus sensaciones, se fue caminando tranquilo; lo esperaba primero un encuentro nada menos que con Akio Toyoda, «1» de Toyota en el mundo. Y después, su familia encabezada por papá Pecho, para relajarse y descansar unos dias.

 

Por Carlos Saavedra (Especial desde Le Mans, Francia)

Fotos: exclusivas visionauto

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre