EN EL BOULEVARD DE los jardines del Hipódromo de San Isidro, un evento de jerarquía internacional, como todos los años.

Te hablamos de Autoclásica, el festival de autos clásicos, motos y otros tipos de vehículos, más importante de América del Sur. Va este finde, del 11 al 14, aprovechando el feriado largo.

 

En la 12da edición, una de las apuestas más fuertes es la exhibición más grande de coches de carrera históricos, que incluyen inolvidables Sport Prototipos de comienzos de fines de los ´60 e inicios de los ´70, monopostos, cupés de Turismo Carretera, baqués, veteranos y exponentes que van a formar parte del Autódromo Roberto Mouras de La Plata, para el que su responsable y nuevo presidente de la ACTC,  Hugo Mazzacane ha estado reuniendo coches en particular de Turismo Carretera que dieron que hablar. A su vez, se van a mostrar por primera vez un Cooper-Climax F-1 que manejara Jack Brabham que revolucionó por llevar colocado el motor atrás, y un March de aquella F-2 Europea que corrieron Nigel Mansell y Juan María Traverso también en los años ´70, entre otros.

Los autos y pilotos que corrieron en Sport Prototipos entre 1969 y 1972 entonces, los podés ver en Autoclásica 2013, para lo cual se ha efectuado una selección de 12 de esos coches hechos en el país –en impecable estado de conservación- por talentosos técnicos y especialistas, adelantados porqué no a la época. ¡Como olvidar al hermoso Huayra de Heriberto Pronello! (foto abajo), por ejemplo. Y para que el combo sea completo, cuando vayas no sólo los vas a ver traquilitos y en silencio, también harán ruido: andarán en un circuito preparado en forma especial por los organizadores.

¿Qué nombres se acercarán a Autoclásica?, entre otros fijate: Carlos Pairetti, Carlos Marincovich, Carlos Ruesch, Tulio Crespi, Eduardo Bouvier, Jorge Ternengo. Y si se trata de mencionar algunos autos emblemáticos, anotá: el Trueno Naranja 1968 campeón con Pairetti, auto que si bien no fue concebido como SP, hizo de bisagra para la transición del TC al la nueva categoría (foto abajo). También vas a ver, dos Baufer Chevrolet: uno de 1969 que perteneció a Juan Manuel Bordeu y el de 1968 de Jorge Cupeiro; un Halcón, otra maravilla ideada por Pronillo en 1969; tres Berta; el Numa IV que creó y corrió Ruesch y un Chevitrés en estado de pre-restauración, el auto que corriera Carlos Marincovich, dos prototipos derivados del Trueno Naranja, los Chelco que estaban pintados con las publicidades de Shell y cigarrillos 43/70. También un Berta-Tornado que fuera de Luis Di Palma, un Berta monocasco con impulsor Tornado, auto que corrió el uruguayo Jorge Bianchi, un Lotus, cinco Brabham y unidades de Fuerzo Libre Mecánica Argentina, entre otros.

 

A Autoclásica la organiza el Club de Automóviles Clásicos de la República Argentina; el objetivo de la muestra que en cada edición tiene un marco de público multitudinario, inclusive con visitantes de países vecinos como Brasil, Chile, Uruguay y Paraguay es el de celebrar la preservación y restauración de los vehículos más sublimes de todos los tiempos, que forman parte del patrimonio histórico nacional.

Está previsto que sean unos 600 vehículos en exposición entre autos, utilitarios, colectivos, lanchas y  militares de entre 30 y más de 100 años de antigüedad, en estado original y perfecto funcionamiento como al momento de la fabricación y motos de incalculable valor histórico.

La muestra se complementa con la celebración del centenario de Aston Martin, los 60 años del Chevrolet Corvette, los 50 años del Porsche 911 y la Pagoda Mercedes Benz.

La expo es única en Sudamérica por la cantidad, calidad, variedad, singularidad y estado de presentación de los vehículos expuestos, cuidadosamente seleccionados para representar los mejores exponentes de cada etapa de la historia de las dos y cuatro ruedas. Tampoco falta el espacio para Autojumble, donde los entusiastas pueden encontrarse con piezas antiguas, libros, revistas, antiguedades, curiosidades, autos a escala, artesanos.

 

Como es habitual,  un jurado ha de premiar a los ejemplares sobresalientes de cada una de las categorías FIVA (Federación Internacional de Vehículos Ancianos), y luego entre los mejores autos y motos, se consagra a The Best of  Show.

El acceso peatonal es por la esquina de Av. Santa Fe y Av. Márquez; y si vas con tu auto, accedés al estacionamiento por Av. Santa Fe y Av. De la Unidad Nacional (el valor es de 30 pesos que son destinados a la compra de aparatología para el Hospital Materno Infantil de San Isidro). Funciona entre las 10 y 18.30 horas, y la entrada cuesta 60 pesos para los mayores, mientras que es gratuita para los menores de 12 años.

 


El evento ha sido declarado de Interés Turístico por el Ministerio de Turismo de la Nación encabezado por Enrique Meyer, y cuenta con el apoyo de la Municipalidad de San Isidro y del Hipódromo de San Isidro.

La entidad organizadora,  Club de Automóviles Clásicos de la República Argentina, es una reconocida institución dedicada al rescate de autos clásicos e históricos. Fue fundada en 1965, radicado en San Isidro cuenta con un patrimonio histórico internacionalmente reconocido y un parque de 500 vehículos inscriptos perfectamente restaurados y en condiciones de marcha, tal como fueron fabricados. Hace más de 30 años que ostenta el título de autoridad FIVA para Argentina, la federación es la más importante del mundo que congrega a diferentes clubes. Si querés saber más, entrá en www.autoclasica.com; o en Twitter, @Autoclasica.

Por el equipo de VA
Fotos: Prensa Autoclásica; www.lagaceta.com.ar

-publicidad-

1 COMENTARIO

  1. I’ve always had a prlebom making a plan and then sticking to it. Maybe I just haven’t believed in myself enough. Having people around me that are negative has not helped either. I think it is time to get rid of the negativity and move forward with all the positive things I have to offer. I want so badly to succeed and I think that will be a great first step to success.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre