UN INCENTIVO NECESARIO.La Cámara de Fabricantes de Motovehículos (CAFAM) celebró la normativa emitida por el Gobierno Nacional que brinda un esquema de diferenciación arancelaria entre las motos importadas terminadas y las que ingresan al país desarmadas para ser ensambladas/ fabricadas localmente.

Esto quedó establecido en los Decretos 673 y 674, según  los cuales se diferenciará el arancel de las motos importadas armadas, que se mantendrá en un 35%; y las desarmadas, que se reducirá a un 20% para motos de más de 250cc, y a un 10% para motos de 50 a hasta 250 cc.. Según CAFAM, esta iniciativa consolida de manera irreversible los procesos de ensamble local y sienta las bases para una integración inteligente, donde además se favorecerá la competitividad y eficiencia en los procesos industriales como así también la capacitación de la mano de obra empleada.

SpeedAgro

 

“Desde comienzos de 2016 hemos tenido numerosos encuentros con el Ministerio de Producción y la Secretaría de Industria, donde enfatizamos la necesidad de una diferenciación en los gravámenes aduaneros que beneficiará económicamente a aquellas empresas que emplean mano de obra argentina e invierten en desarrollo para ensamblar en el país”, manifestó Lino Stefanuto, presidente de CAFAM.

De acuerdo al último informe de patentamientos elaborado por la Cámara, en lo que va del año, se patentaron 383.620 motovehículos nacionales, un 43% más que en el mismo período de 2016. Actualmente el 92% de las motos patentadas entre enero y agosto fueron fabricadas en el país.

 

 

Por el equipo de VA.

Jeluz | Productos Eléctricos

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre