Y LE QUEDÓ RESTO.

El nuevo Toyota Mirai batió el récord mundial al recorrer 1003 km de distancia, únicamente con hidrógeno verde. Tras conseguir el récord, se le recargó hidrógeno y volvió a estar listo en tan sólo cinco minutos. Demostración que la tecnología de celdas de combustible, es una de las mejores soluciones técnicas en la industria automotriz mundial.

El auto pertenece a la segunda generación del modelo eléctrico basado en celdas de combustible. Ofrece un mayor rendimiento, diseño más elegante y la dinámica de conducción renovada en comparación con la primera generación.

Para su prueba, se realizó un viaje que comenzó el miércoles 26 de mayo a las 5.43 en la estación de recarga de hidrógeno “hidrogenera” de Hysetco, en Orly (Francia), hasta la finalización tras cubrir los 1003 km con un solo tanque y sin emisiones. El recorrido fue por las vías públicas, al sur de París y por las zonas de Loir-et-Cher y Indre-et-Loire. Tanto la distancia como el consumo, fueron certificados por una autoridad independiente.

Para batir el récord se empleó hidrógeno verde, y el consumo medio de combustible fue de 0,55 kg/100 km, teniendo en cuenta que el nuevo Mirai puede almacenar 5,6 kg de hidrógeno en su depósito.

A su vez, la eficiencia superior del sistema de celdas de combustible, junto con la mayor capacidad de almacenamiento de hidrógeno y mejor aerodinámica, contribuyeron a un incremento de la autonomía en torno a los 650 km en condiciones normales. Por otro lado, se logró un tiempo de recarga inferior a cinco minutos en una hidrogenera de 700 bares. Para alcanzar los 1003 km completados, los conductores adoptaron un estilo de “conducción ecológica”, sin aplicar ninguna técnica especial a la que no pudiera recurrir cualquier usuario.

Entre los cuatro que manejaron el coche, quienes se propusieron batir el récord estuvieron: James Olden, ingeniero de Toyota Motor Europe, Maxime le Hir, Jefe de producto del Mirai, Marie Gadd, Directora de RRPP de Toyota France y Victorien Erussard, fundador y capitán del Energy Observer. «Estoy muy contento de haber afrontado el reto de recorrer 1000 km al volante del nuevo Mirai. Toyota siempre se ha situado al frente de la innovación en el ámbito del hidrógeno, y nuestra colaboración se refuerza año tras año. Como ex regatista oceánico, me gusta afrontar desafíos, y estoy muy agradecido a Frank Marotte y a sus equipos por haberme embarcado en esta aventura sin emisiones, demuestra que nada es imposible, y que la movilidad del hidrógeno ya está entre nosotros”, señaló Erussard.

 

Fotos: Prensa Toyota.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre