100 METROS NOMÁS, 100 METROS…

Le pasó a Rubens Barrichello en la segunda carrera del Stock Car en Curvelo cuando, a nada para ganar, se quedó sin combustible y perdió todo lo que ya parecía ganador.

Al ex Fórmula 1 se le paró el auto en la última curva y, con el impulso que traía, a duras penas transitó la recta principal, aunque se quedó a muy pocos metros de la bandera cuadriculada. La victoria la heredó Ricardo Mauricio.

Mirá el increíble momento:

httpv://youtu.be/DTiYlVkxgSM

 

Como viste en el video, Rubinho se bajó con una sonrisa a pesar de la frustración y, luego, lejos de achacarle la responsabilidad a su equipo por el error, escribió lo siguiente en su Instagram: «Casi se nos da hoy… 100m ganar la carrera pero terminamos sin combustible … era arriesgado pero teníamos que intentarlo. Perdemos y ganamos juntos». Un fenómeno.

Y en Curvelo también corrió el Bebu Girolami, que arrancó bárbaro el fin de semana en los entrenamientos y con un puesto 6 en la clasificación, debió abandonar por un toque que le rompió la trompa a su Peugeot en la carrera 1 y en la 2, luego de largar desde boxes, terminó 9°.

El Bebu se quedó con sabor a poco luego de un gran comienzo en Curvelo.

 

Por Cristian Re.

Foto: prensa Girolami.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre