LOS PILOTOS, HASTA LOS DEDOS…

Nunca en sus 31 años el TC 2000 inició su temporada fuera del país. Por lo tanto su arranque en el callejero uruguayo de Punta del Este es un hito en su historia. Para dar fe unos cuantos pilotos posaron junto a los famosos dedos, un icono del paisaje esteño y una obra del artista chileno Mario Irrazábal que hizo trabajos similares en Madrid, Venecia y el Desierto de Atacama. Acorde con la ocasión esos dedos estuvieron cubiertos como un guante de competición. Faltó el bicampeón José María López, y tal vez alguien se ilusionó conque resurgieron sus chances de correr en la Fórmula 1. Pero lamentablemente no, Pechito no llegó a tiempo. Prometió dejar su huella en las pistas.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre