Prensa Top Race

Guido Falaschi sufrió un poco más de lo pensado para llevarse la Copa América de Top Race V6.

“NO ME INTERESA CORRER EN EL EXTERIOR”


Por Miguel Sebastián

SpeedAgro


No es muy expresivo Guido Falaschi. Por eso tal vez muchos todavía no hayan reparado que con 20 años, ya tiene dos campeonatos (Fórmula Renault en el 2008 y la reciente Copa América del Top Race V6) y uno (TC Pista 2008) que resignó ante Agustín Canapino, el mismo al que derrotó en la definición del Top Race. “Ahora estamos 1 a 1…” puntualiza con humor, aunque sin atreverse a imaginar cuándo y dónde puede venir el desempate.

Seguramente habrá muchas oportunidades entre estos dos pilotos, rivales en la pista y amigos en la vida, si confirman la actual tendencia que los muestran como dos futuros grandes protagonistas del automovilismo argentino.

Quiero ser un referente del automovilismo argentino” asegura Falaschi sobre sus mayores expectativas de una campaña que por el momento apunta a su continuidad exitosa en el Top Race V6 con el Sportteam de Sergio Polze y su consolidación en el Turismo Carrereta, donde bueno es recordarlo también, estuvo a punto de ganar en la carrera de apertura en Mar de Ajó. “Espero que venga pronto la revancha, no es fácil pero confío en ganar en el TC antes de que termine el campeonato” dice Guido sin apartarse del tono tranquilo que tienen todas sus palabras.

Sin soberbia pero con convicción, Falaschi no toma nota del reciente elogio de José Manuel Balbiani: “Es una picardía que con 20 años y todo su talento, Falaschi esté corriendo en Argentina” proclamó hace poco este piloto con experiencia en el automovilismo europeo. “No me interesa correr en el exterior, tuve oportunidades de ir a la Fórmula Renault Italiana en el 2008 y también de incorporarme a la Fórmula 3 Sudamericana luego de las dos carreras (fue 4° y 2° en el Oscar Gálvez en agosto del 2008) que ese año corrí para el equipo de Darcio Dos Santos pero no las acepté y no fue por una cuestión económica” cuenta Guido antes de dar su razones. “Nunca tuve como objetivo la Fórmula 1, porque nunca me interesó ir a correr en el exterior ¿Por qué ? Porque no me sentiría cómodo viviendo y corriendo fuera de la Argentina y no lo disfrutaría” explica tal vez imaginando que una teórica campaña internacional, lo privaría de la permanente compañía y apoyo de mamá Graciela y papá Víctor, casi infaltables en cada carrera que corre en Argentina. También la sacrificada vida que habitualmente debe hacer un piloto argentino en Europa mientras transita categorías promocionales estaría lejosde las comodidades que Guido disfruta en su casa de San Isidro, que habita desde los cuatro años cuando llegó con su familia procedente de Las Parejas la ciudad santafesina que lo vio nacer el 1 de octubre de 1989.


No me gusta Rafaela, porque no me atraen los circuitos veloces y encima mi Falcon de TC está complicado en las rectas” –Guido Falaschi


Paradójicamente, la vocación de Guido por las carreras surgió luego de un viaje al exterior, “En 1989 fui con mi papá a Japón a acompañar a Ezequiel Toia, que era amigo de la familia y estaba corriendo allá. Al volver, ya tenía claro lo que quería hacer en la vida y por eso le pedí a papá que me comprara un karting…” recuerda en un relato que por este feliz presente y su promisorio futuro demuestra que no se equivocó con la elección.



DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre