PREOCUPANTE.

No por esperada dejaron de impactar las declaraciones de Lewis Hamilton, en la previa del debut del Gran Premio de Arabia Saudita en el calendario del Campeonato Mundial de Fórmula 1.

Ubicado en la zona costera de la ciudad, el circuito de Jeddah posee 27 curvas en su recorrido e 6175 metros. Preocupaba la alta velocidad en sectores de la pista rodeados de muros.

“¿Si me siento cómodo aquí? No diría que me siento cómodo, pero no es mi elección estar aquí. El deporte ha tomado la decisión de estar aquí y si está bien o mal, es otro tema. Creo que mientras estemos aquí siento que es importante crear conciencia”, expresó el campeón en una sutil disconformidad con su presencia en un país, donde según lo informado por la organización Human Right Watch, no se respetan los derechos humanos y se utilizan espectáculos deportivos, como la Fórmula 1, para mostrar una mejor imagen que no es real.

-publicidad-

Declarado defensor de los derechos humanos con campañas y movimientos, Hamilton agregó «hay muchos cosas que deben cambiar, y nuestro deporte debe hacer más por esos cambios», antes de anunciar que, como hizo en Qatar y hará en Abu Dhabi, mueatra en su casco la imagen del arco iris que representa a la comunidad LGTBQI +.


VENÍ, SUBÍ Y DAMOS UNA VUELTA.

——————————–

Su posición pese a todo, no le impidió a Lewis saludar al Príncipe Khalid bin Sultan al-Faisal, promotor de la carrera. ”Es bueno ver que la gente defiende lo que cree, pero al mismo tiempo, tenemos nuestra cultura, nuestras tradiciones”, aclaró Al Faisal.

Siempre un circuito nuevo promueve incertidumbre. También es habitual que la posibilidad de definición de un campeonato potencie tensiones entre sus protagonistas. Y qué decir si la situación tiene por escenario un país con culturas diferentes.

Hamilton destacó que en general tuvo un buen recibimiento por parte de la gente de Arabia Saudita, pero esto no le quita la incomodidad por estar en un país que no respeta muchos derechos humanos.

Todo lo vive la Formula 1 en su primer desembarco en Arabia Saudita. A la dudas sobre la terminación a tiempo de las obras en el circuito de Jeddah, se unen los temores sobre sus características. Según se estima la vuelta iba a promediar 252.800 Km/h (sólo superado por Monza), y velocidades máximas de 320 Km/h. Y lo que es peor, los autos circularán rodeados de muros…

“Por lo que vi, la pista parece una locura. Es tremendamente rápida y el primer sector es como Suzuka, ¡pero con muros! Un desafío enorme y estoy seguro de que habrá emoción y drama…», señaló Christian Hormer, director deportivo de Red Bull. Más preocupado se mostró el campeón mundial 1996 Damon Hill al advertir, “con las velocidades que se alcanzan, los riesgos son enormes…”.

George Russell rindió homenaje a la memoria de Frank Williams, recientemente fallecido y creador del equipo que integra el joven piloto inglés. Jos Capito, director deportivo de Williams, dio positivo de COVID y no viajó a Arabia Saudita.

A los temores se agrega a la tensión existente, la alternativa que en la fecha previa a la definitiva del campeonato mundial, se defina el título en la cerrada lucha mantenida entre Max Verstappen (Red Bull) con 351,50 puntos y Lewis Hamilton (Mercedes Benz) con 343,50. Esos ocho puntos de ventaja le daban únicamente al holandés, la posibilidad del festejo al término del GP.

Mirá las opciones de Max para salir campeón:

– Ganar con récord de vuelta y que Hamilton no llegue entre los cinco primeros.

– Ganar y que Hamilton no termine entre los seis primeros.

– Salir segundo con récord de vuelta y que Hamilton no quede entre los diez primeros.

– Salir segundo y que Hamilton no sume puntos.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre