INFORME FINAL

Es el que dio a conocer la Federaciòn Internacional del Automóvil (FIA) sobre el grave accidente que el 31 de agosto del año pasado durante una carrera de Fórmula 2 en Spa, Bélgica le costó la vida al francés Anthoine Hubert, y ocasionó serias heridas en sus piernas al ecuatoriano-estadounidense Juan Manuel Correa.

Ambos pilotos fueron eximidos de responsabilidades en el informe elevado por la Comisión de Seguridad de la FIA, que dirige Patrick Head (recordado ex responsable técnico de Williams), junto al Grupo de Trabajo que está bajo la responsabilidad de Gérard Saillant.      

Dicho informe se elaboró sobre la base de diferentes entrevistas de quienes estuvieron involucrados, como el propio Correa, el francés Giuliano Alesi (hijo de Jean, el expiloto de Ferrari) y el suizo Ralph Boschung. Además se recabaron datos telemétricos de los coches y analizaron cada uno de los documentos audiovisuales disponibles.

Cinco meses después del accidente en Spa, una investigación de la FIA determinó que no hubo responsabilidad de los pilotos, ni de las autoridades y que todo se debió a una serie de hechos desafortunados.

Según la conclusión en el accidente existió una cadena de eventos en una secuencia de choque prolongada y compleja que involucró a cuatro conductores, lo que finalmente condujo a un impacto de tipo ‘T-Bone’ (perpendicular) de alta velocidad entre los coche de Correa y Hubert. El análisis de la dinámica del impacto de automóvil a automóvil, en términos de velocidad y trayectoria, determinó que dicho impacto fue tal que se transfirió y disipó un nivel extremadamente alto de energía, traduciéndose en un trauma no pudo soportar Hubert y que derivó en lesiones muy graves para Correa. De acuerdo al informe, Hubert experimentó en el impacto una fuerza lateral equivalentes a 81.8 G.

Sobre un posible punto de origen, la FIA señala que no hubo una causa específica. aunque se identificaron múltiples factores contribuyentes que dieron lugar a la gravedad del accidente. Tampoco la investigación encontró evidencias de que algún conductor no haya reaccionado adecuadamente en respuesta a la señal de bandera amarilla o las circunstancias en el camino. Asimismo consideró oportunas y buenas las reacciones de los comisarios deportivos y otras autoridades de la carrera, al desplegar servicios de señalización y rescate.

A los 22 años Anthoine Hubert era un promisorio piloto francés. Pocas semanas antes de su fatal accidente había vencido en Mónaco y Paul Ricard, sus únicas victorias en la Fórmula 2.

Vale recordar que  el accidente, producido en la vuelta 2 y con una duración de 14s6, se originó por un despiste de Alesi en la curva Eau Rouge, seguir de  un choque contra las vallas de contención y el retorno a la pista. En su intención de esquivarlo, Hubert y Boschung se desplazaron a  la banquina, donde según lo determinado en ese momento el coche de Hubert circulaba a 262 Km/h. Sin el alerón perdió el control y salió en su trayectoria hacia el lado derecho de la pista, impactando contra las defensas de Raidillon en un ángulo de 40º, aproximadamente a unos 216 Km/h., y generando una fuerza equivalentes a 33.7G. Al rebotar, el auto volvió hacia la pista en sentido contrario a la carrera.

Correa, se encontró con el auto de Alesi detenido en su trayectoria y no pudo evitar golpearlo. Esto ocurrió 1.5 segundos después de mostrarse la bandera amarilla y por entonces el coche de Correa ya transitaba con daños en la suspensión delantera y sin alerón. Por eso perdió el control y se desplazó hacia la derecha, en la vía de escape. Allí  impacta con el lado izquierdo del auto de Hubert que estaba practicamente estacionado, en un ángulo aproximado de 86º y a 218 Km/h, y lo desplaza hacia el centro de la pista a 105,4 Km/h. Ambos experimentaron una fuerza máxima equivalentes a 65.1 G y 81.8 G, respectivamente.

Un impacto tremendo que tuvo consecuencias trágicas y, según el informe dela FIA,  ninguna responsabilidad de los participantes. Un tibio consuelo para semejante desgracia.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre