DEL AMARILLO AL ROJO.

“Quería seguir en Renault por la afinidad que tengo con el equipo de Ambrogio (es piloto en TC 2000) y sus integrantes, y por todo lo bueno que hemos hecho este año”, le dice sin alharaca y con firmeza, Jorge Barrio a visionauto, sobre cuáles eran sus iniciales intenciones para dar el salto al Súper TC 2000 de cara a la próxima temporada.

Como tantas veces en el automovilismo, el ser humano propone y las circunstancias y quienes las manejan, disponen. ¿Y qué paso en este caso?. Barrio ha de cumplir su objetivo de pasar al Súper TC 2000, porque fue confirmado como piloto para el 2022… pero con Toyota…

Las charlas entre Dario Ramonda, director deportivo de Toyota Gazoo Racing, y Jorge Barrio en los circuitos, dieron lugar a los primeros rumores luego confirmados en los hechos.
-publicidad-

“Renault no me pudo asegurar un auto, y por eso acepté el ofrecimiento de Toyota“, contesta Barrio sin otras precisiones que las de anunciar que junto a Julián Santero son los únicos pilotos confirmados al momento para 2022 cuando van a manejar los Toyota Corolla oficiales. “No sé nada de otros compañeros, ni de lo que pasará con Toyota en el Turismo Carretera” aclara Jorgito antes de rematar así, «a mi lo que me interesa es correr en auto…».

Con un “Barrio es uno de pilotos jóvenes con mayores condiciones, pero hasta ahora es un cliente más del equipo” arranca la explicación de Miguel Angel Guerra, director deportivo de Renault, no muy cómodo ante la consulta de vision sobre el tema. “De haber existido algún interés en Barrio, seguramente me hubiesen consultado”, teoriza Guerra antes de cerrar adelantando que “como siempre Renault anunciará sus pilotos a fines de noviembre…”.

Sobre el Renault Fluence, Barrio logró en Rosario dos victorias clave para llegar al título. Relegó a Ignacio Montenegro, piloto de Toyota, paradójicamente la marca que Barrio defenderá el próximo año en el Súper TC 2000.

Tal vez el mayor plazo para una respuesta definitiva, fue el escollo que impidió la continuidad del pibe de Pinamar con Renault. Un tiempo de definición, que tampoco le aseguraba una butaca dentro de un equipo donde las posiciones de Leonal Pernia, y Damián Fineschi, especialmente el primero, son bastante firmes. Ante la situación y el riesgo de quedarse sin nada, Barrio eligió el cambio.

“En Renault son bastante duros con los números, a mi me hicieron lo mismo”, revela Nicolás Moscardini, otro de los promisorios jóvenes pilotos que debió emigrar de las filas del rombo ante la falta de definiciones tras haber logrado el título de TC 2000 en el 2019 sobre un Renault. Ahora le tocó el turno a Barrio, que semana a semana confirma su gran potencial no sólo en el camino a la corona del TC 2000 y el bicampeonato de la Formula Renault 2.0, sino también con sus destacadas participaciones como invitado que lo vieron ganar en el Top Race y subír al podio, tercero en Súper TC 2000.

Todo con apenas 17 años. Una verdadera joyita.

 

 

-publicidad-

2 COMENTARIOS

  1. Hablan como si la categorìa captara a las jovenes promesas para catapultarlos a la fama. Pero la realidad es que la familia Barrio tiene que poner 1 millòn de pesos por carrera para que el pibe corra en Toyota. Es todo negocio, nada de deporte o busqueda de talento

  2. Hola Colo:
    Nadie habla de una acción «benéfica» de Toyota sino simplemente de la forma que le birló a la marca que lo proyectó a la consideración (Renault) a una de las promesas más firmes del automovilismo nacional. Está claro que todo está regido pro un tema económico y tal vez en la elección de Toyota también habrá tenido que ver que ese millón de pesos que decís pagará por carrera, es menor que lo que le piden otros equipos, con cifras que oscilan entre $ 1.500.000 y $ 2.000.000.
    Gracias por visitarnos y saludos.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre