«LOS RÉCORDS ESTÁN PÁRA SER BATIDOS»

Tal vez esta conocida y filosófica reflexión es la que haga Rubens Barrichello en el fin de semana porteño al ver que al mismo tiempo que en el Gálvez corre su segunda carrera en el Súper TC 2000,en la lejana Rusia, Kimi Raikkonen le iguala el récord de 323 Grandes Premios de Fórmula 1 que hasta ahora poseía el brasileño con exclusividad desde que el 22 de noviembre del 2011 en el Gran Premio de Brasil puso fin a su extensa campaña en el Campeonato Mundial.
Barrichello ya llevaba 131 Grandes Premios el 4 de marzo del 2001 cuando sobre un Sauber C 20 número 17, Raikkonen fue uno de los tres jóvenes debutantes (los otros eran Fernando Alonso y Juan Pablo Montoya) que tuvo el Gran Premio de Australia. El sexto puesto que le dio el primero de los 1.861 puntos que suma hasta ahora disipó las dudas que su escasa experiencia previa (sólo una temporada en la Fórmula Renault Europea con el título de campeón pero sin pasar por las Fórmulas 2 y 3) despertaba y que motivó que inicialmente se le entregase una licencia provisoria por tres carreras…

Kimi ya tiene el récord de vueltas recorridas en el Mundial. Ahora quiere el de carreras largadas. Además tiene un pergamino inusual en estos tiempos: fue piloto de Ferrari y ahora es de Alfa Romeo.

Raikkonen no estaba en la pista de Interlagos el día que Barrichello se retiró de la  Fórmula 1 con 323 carreras sobre el antiflama. Transitaba los últimos tramos de ese par de años afuera de la Máxima y se preparaba para volver y así incrementar las 156 participaciones que contabilizaba hasta entonces. Vale decir que
existía entre Rubens y Kimi una diferencia de 167 carreras.

Casi nadie imaginó que alguien con la fría personalidad del finés pudiera licuar esa diferencia e instalarse al tope de los que corrieron más carreras en el Campeonato Mundial de Fórmula 1. Pero como tantas otras cosas, Kimi lo hizo. Volvió con todo en Lotus (2012-2013), para luego regresar a Ferrari (2014-2018) y finalmente recalar  desde 2019 en Alfa Romeo y concretar este récord que extraña a más de uno. Y hay más. Si todo transcurre normalmente tendrá con exclusividad ese récord desde el Gran Premio de Eifel, a correrse en el Nurburgring alemán el 11 de octubre.
«Miro poco el pasado, y en el fin de semana mis principales expectativas están puestas en
sacarle el mejor rendimiento al auto y sumar puntos» responde Raikkonen ante la
pregunta sobre sus sensaciones frente a este inminente récord.
Un Kimi Raikkonen auténtico.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre