UN SOLO CAMBIO.

Hubo en el Grupo de Doce que llegó a Paraná en los puestos que habilitaba a la Copa de Oro. Y no fue uno más. Porque involucró a Matías Rossi y a Toyota, y porque llegó luego de la caída de la bandera de a cuadro, tras conocerse el recargo de cuatro posiciones a Juan Bautista DeBenedictis por no respetar su Ford la altura reglamentaria.

«Necesitaba esta victoria pero no la disfruté, porque no llegué primero en la pista», reconoció Pernía sobre su séptimo triunfo en el TC. No ganaba desde Concordia 2019.

“No dio la altura, ahora habrá que trabajar para hacerlo competitivo en las carreras finales”, comentó Johnnito con una liviandad que no estuvo en concordancia con la importancia de lo perdido. Tampoco guardó relación con la conquista del triunfo que aseguró su clasificación, el comentario de Leonel Pernía. “No es la manera de ganar y por eso, si bien valoro el triunfo no disfruto tanto”,  largó sobre la inédita situación que vivió al ganar una carrera sin llegar primero. Ese lo hizo el relevante Facundo Della Motta, tras vencer en su serie y dominar de punta a punta la final ante un áspero Valentín Aguirre. Su único error, una pasada en la chicana, lo pagó con un polémico recargo (perdió más tiempo del que pudo haber ganado) de cinco segundo que le costó su debut como vencedor en el TC. ”Acepto la sanción pero no la comparto”, dijo tras no encontrar eco el reclamo ante las autoridades.

Volviendo a la clasificación a la Copa de Oro de Rossi, hay que señalar que fue más complicada y trabajosa, que lo que podía suponerse tras su triunfo en su serie. Además de la confiabilidad del Camry mas la capacidad y astucia conductiva del Misil, necesitó inicialmente de un par de factores externos.


MANGONI, EL SANCIONADO

EN DESACUERDO PERO ACEPTÓ

 

 

Uno de esos factores, el recargo a Della Motta y el sobrepaso que Matías le hizo sobre el final a Mariano Werner. Pasaje que en algunos movió el recuerdo relacionado a Mariano como piloto de Toyota en TC Pick Up. Ambas situaciones le permitieron a Matías conservar el segundo lugar, que en principio no le alcanzó porque DeBenedictis lo superó por 223,50 puntos a 221. La sanción le quitó cuatro valiosos puntos al de Necochea, y con 221 contra 219,50 abrió la puerta de la clasificación de Matías, quien antes de la buena nueva que lo metió dentro de la Copa de Oro se había consolado con un “hicimos todo lo posible para entrar pero no nos alcanzó”.

Agustin Canapino se quedó con la Etapa Regular y va por la Copa de Oro. No lució mucho en Paraná donde tras un roce con Todino llegó 11°.

Con el ingreso del Camry, la Copa de Oro cumplió la tradición de tener representante de todas las marcas. Algo que en el primer año en la categoría, parecía alejado de las chances de Toyota.

Quedó para encarar la recta definitiva del campeonato, que como vencedor de la Etapa Regular, pese a un no muy brillante paso por Paraná (terminó 11°, tras un roce con Todino), muestra a Agustín Canapino su líder con 39 puntos contra los ocho con los que arrancan Santiago Mangoni, Manuel Urcera, Germán Todino, Juan Cruz Benvenuti y Leonel Pernía. Sin puntos Mauricio Lambiris, Mariano Werner, Jonatan Castellano, Esteban Gini, Julián Santero y Matías Rossi completan el grupo que desde el 18 de septiembre en el Rosendo Hernández de San Luis van a ir por la Copa de Oro.

Fotos: Prensa ACTC

Video: Claudio Capace/Prensa Della Motta.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre