Alguna razón tuvo Pechito López cuando se enojó con su compañero de equipo, Anthony Reid, después de todo lo que pasó en la carrera de Termas de Río Hondo cuando el europeo manejaba el Honda campeón. Mientras el cordobés desde que pisa el box es todo concentración y dedicación extrema a su auto, el escocés se dedica a revisar pequeños detalles de orden como donde está su casco, el hans, etc. Es por ahí donde pueden comenzar a notarse las diferencias. Igual, el segundo puesto en el Gálvez dejó a los dos más que conformes, ¿habrá pasado al olvido lo de Santiago?, parece que si. Pero en el Petrobras las curiosidades no se agotan, cada vez que Pechito está en pista, el Pato Silva está en boxes y viceversa. Todo sigue de la misma manera, luego de Termas hubo un antes y un después.

SpeedAgro

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre