AMENAZA ROJA.

Es la que ha confirmado la clasificación del Gran Premio de Bahrein, con la pole de la Ferrari de Charles Leclerc y el tercer lugar de su compañero Carlos Sainz Ambo se perfilan para complicarle este inicio de temporada al campeón Max Verstappen, que no ha podido repetir su dominio inicial y quedó con su Red Bull, como jamón del medio entre los dos autos de Maranello. ¿Se lo devorarán las Ferrari en el Gran Premio?.

Este despiste en entrenamientos fue el susto del día para Leclerc. Se recuperó en clasificación y logró al pole, un halago que el monegasco no conquistaba desde Azerbaiyán 2021.

Leclerc no ve tan clara esta posibilidad pese a que en este circuito de Sakhir logró en 2019 la primera de su decena de poles en el Mundial y que por lo visto hasta ahora las Ferrari han demostrado estar en condiciones de discutirle el liderazgo al Red Bull del holandés

«Obviamente la carrera no será fácil. La administración de los neumáticos será importante, especialmente con el aumento del peso de los autos. Por eso tenemos que centrarnos en ese punto y ser cauteloso con el ritmo” comentó el monegasco, que no sube al escalón más alto del podio desde Italia 2019. Mucho tiempo que le sirvió para acumular expectativas, que incluso resultan más intensas en su coequiper Sainz, porque el español todavía no ganó en 140 carreras mundialistas. “Me faltó esa décima extra que tuvo Charles” explicó Sainz sobre la diferencia con su compañero a la hora de buscar la pole.

Las intenciones de Max Verstappen de estrenar su título de campeón con un victorias tiene serios escollos en las Ferrari de Charles Leclerc y Carlos Sainz.

“Espero una gran batalla con las Ferrari” reconoce Verstappen antes de darle una particular mirada a su segundo puesto. “No es fantástico, pero no está mal porque sufrimos un poco con los neumáticos” destaca el campeón que en esa batalla tendrá cerca (cuarto) a su compañero Sergio Pérez.

“Los cuatro muchachos de adelante están en otra liga y se irán en punta” avisa Lewis Hamilton en otra particular declaración para explicar sin precisiones porque el nuevo Mercedes Benz W13 todavía no es totalmente competitivo. Igual no hay que descartarlo por su capacidad, experiencia y astucia.

Sobre el Alfa Romeo, Valtteri Bottas larga 6° por detrás de su excompañero excompañero Lewis Hamilton y por delante de George Russell (9°), su reemplazante en Mercedes Benz.

Como tantas veces, Lewis larga junto a Valtteri Bottas, pero hay diferencias con el pasado. Parten quinto y sexto pero este año el finés maneja un Alfa Romeo, que parece haber nacido bien para aprovechar la recuperada potencia (unos 25 HP) del motor Ferrari. Un detalle no menor que también es clave para explicar el sorprendente séptimo lugar del Haas de Kevin Magnussen. Desde Mónaco 2019, también con el piloto danés que arrancó quinto, el equipo americano no largaba tan adelante.

El primer examen con las exigencias de un Gran Premio para estos nuevos autos de Fórmula 1 mostrará hasta donde llegan todas estas tendencias iniciales.

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre