GENERA ADMIRACIÓN, otra vez.

Fue una de las estrellas de los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro, donde conquistó dos medallas doradas y una plateada en ciclismo de mano. Pero Alex Zanardi vive de desafíos y, en Mugello, consiguió la victoria la segunda carrera del campeonato de GT Italiano.

A bordo de un BMW M6GT3 adaptado de su antiguo equipo, el ROAL Motorsport, el italiano, que sufrió la amputación de sus dos piernas en un terrible accidente en el CART (ahora IndyCar) en 2001, finalizó 6° en la carrera sabatina y se llevó el triunfo en la del domingo, resistiendo los ataques de la Ferrari de Jaime Melo Jr. y Nicolas Schiro.

El equipo celebra la victoria de Zanardi en el GT Italiano.

 

-publicidad-

Zanardi estuvo ausente de las competencias automovilísticas desde las 24 Horas de Spa de 2015, ya que se había concentrado en su preparación para los Paralímpicos. Además, fue su primer contacto con el auto con el que ganó en Mugello, lo que resalta aún más el mérito del italiano.

“Qué año, no sólo qué día. Una vez más he disfrutado bellos momentos en Río de Janeiro y ahora  saltar en este hermoso auto fue increíble, pero para ganar la carrera es otra cosa. No fue la largada deseada, pero tuve un gran auto. Sabía que era sólo una cuestión de lograr algunas vueltas buenas y aprovechar las entradas a boxes. Así que cuando regresé al circuito me encontré con una ventaja muy cómoda. Es increíble”, contó Alex.

Zanardi celebra la victoria en su retorno al automovilismo. Admirable.

 

Por el equipo de VA.

Fotos: Autosport.com

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre