PASARON 50 AÑOS del título de un grande, en un auto convertido en clásico.

Te hablamos de Carlos Alberto Reutemann; sí, el Lole, y del legendario Fiat 1500 cupé. Con este auto no sólo debutó y ganó en su primera carrera en el automovilismo argentino, también se consagró campeón de Turismo Nacional en la Clase D. Logro que posteriormente repetiría, incluso como piloto oficial de la «Scudería Concesionarios», que bancaban los concesionarios de la marca.

Aquella cupé 1500 quedó como un verdadero clásico deportivo para los argentinos, y es una de las joyas mecánicas que suele lucirse transitando los caminos de la Patagonia en las 1000 Millas Sport, que este año desandará su 28° edición del 9 al 13 de noviembre próximos. Estará dividida en tres etapas en la zona de San Martín de los Andes, Villa la Angostura y Complejo Lago Escondido, siempre partiendo desde el majestuoso Hotel Llao-Llao.

Dos grandes juntos en la premiación de una de las ediciones de las clásicas 1000 Millas. El Lole y Jacky Ickx.

 

-publicidad-

Dentro de los 150 autos habilitados, año tras año, a participar de las ediciones de las 1000 Millas Sport de la República Argentina, suele encontrarse algún ejemplar del Fiat 1500 cupé. Un auto que en los años ´60 era deseado por los fierreros. Con espíritu picante y líneas más agresivas, la última serie de los Fiat modificados por Vignale fue la que Fiat Concord incorporó a su producción local a partir de 1966.

En 1997, en la que fue denominada “La Aventura II”, Reutemann tuvo su segunda incursión en las carreras de regularidad (representando al Club Mercedes-Benz, con un 300 SE Rally de 1963). El Lole, antes de conducir en las rutas del sur argentino, había experimentado las sensaciones junto con Marcelo Argüelles, sobre un Institec Justicialista en las Mille Miglia.

Reutemann en las Mille Miglia al volante del Justicialista.

 

Por el equipo de VA.

Foto: prensa 1000 Millas Sport.

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre