LA VIGENCIA DE UN APELLIDO ILUSTRE.

Santino Pairetti no nació en Arrecifes. Asomó al mundo hace 17 años en la localidad bonaerense de Martínez, pero como su abuelo Carlos Alberto (campeón 1968 de Turismo Carretera con el legendario Trueno Naranja) y su padre Tim (ex piloto de Turismo), representantes de la Cuna de Campeones, abrazó la pasión del automovilismo aunque se tomó su tiempo.

«Hasta el 2020 no le daba importancia a los autos de carrera pero algo cambió durante la pandemia al pasar muchas horas con los simuladores. Participé en varios campeonatos de simuladores y eso me entusiasmó para iniciar el camino en el automovilismo, aún cuando no había hecho las divisiones inferiores como correr en karting u otras categorías promocionales» cuenta Santino, quien buscó en su abuelo Carlos, la orientación para iniciar el camino de la velocidad y por esos se inscribió la Escuela de Automovilismo Deportivo (Racing Advance Course) del expiloto José Valentín Bianchi, que funciona en el autódromo porteño.

-publicidad-

«Me entusiasmó mucho el curso y la tracción delantera de los autos de Turismo Pista, por eso elegí iniciarme en la categoría zonal ALMA, con un Fiat 1 de la Clase 2» explica Santino que tuvo un lógico debut ,con un noveno puesto (clasificó 12° y fue 5° en su serie) en el exigente trazado 9 del Gálvez, con el auto del Gauna Motorsport. Los ganadores de la fecha inicial fueron Sergio Yazbik (Crespi Renaut) en la clase 3, Hernán Marmenti (Herni Racing Ada Ford) en la 2 y Alex Margossian (Dragón Renault) en la 1.
Santino llegó a este debut con el antecedente de dos pruebas una de las cuales tuvo como testigo a su abuelo «Es un gran respaldo tener a mi lado un tipo que corrió a fondo toda su vida y que me dio su bendición para el difícil camino del automovilismo. Admiro a mi abuelo porque todos me cuentan que fue un grande, no sólo de Arrecifes, sino del automovilismo argentino, que fue siempre a fondo en cada auto que corrió, ya sea en el país o Europa, y eso me llena de orgullo» señala un entusiasmado Santino antes de contar los consejos de Carlos. «Me dijo que disfrute lo que hago, que lo haga consciente y que vaya siempre para adelante lo mejor posible, sin dejarme llevar por impulsos desmedidos».

Pese a su oposición inicial para que calzara el casco y el antiflama, papá Tim, también aportó su cuota de consejos «Anda paso a paso y sin descuidar los estudios» le repite». Muy bien

Santino Pairetti ya dio el primer paso para prolongar la vigencia de un apellido destacado en el automovilismo argentino. Una dinastía que como las de los Risatti Sotro, Di Palma, Bessone, Pernia quiere escribir su historia.

1 COMENTARIO

  1. LOS MEJORES AUGURIOS DE ÉXITO PARA SANTINO PAIRETTI….COMO SUGERENCIA MAS ALLÁ DEL CONSEJO DEL ABUELO ; NO OLVIDAR LLEVAR LA INSCRIPCIÓN EN LA TROMPA DEL AUTO…ARRECIES..SEGURO QUE TENDRÁ MUY BUENAS PERFORMANCES…..ÉXITOS..TATI GROVAS..LVA RADIO ARRECIFES
    .

Responder a Osmsr Grovas Cancelar respuesta

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre