YOYO IGUAL QUE SIEMPRE.

Los años no han cambiado la conocida amabilidad de Guillermo Maldonado en el trato. Tampoco su capacidad de análisis. Dos facetas reiteradas en la Asociación Argentina de Volantes (AAV), en ocasión del Homenaje a Juan María Traverso.

“No podía faltar porque el Flaco fue un grande, y se ha merecido este reconocimiento”, explicó Yoyo en medio de la reunión compartida con otros rivales de la época como Willy Kissling, Angelito Guerra, el Fino Fineschi. A diferencia de ellos, quienes de distintas maneras siguen ligados al automovilismo, Yoyo se mantiene alejado y sólo de vez en cuando (“vengo a Buenos Aires para ver a mi hija que tiene un café”), abandona su Nueve de Julio natal y donde vive desde siempre. Tampoco en esas dos décadas que pasaron de su adiós a las pistas, se le pasó por la cabeza la idea de volver a subirse a un auto de carrera.

A propósito del tema marca la diferencia con Walter Hernández, integrante del último equipo Vokswagen de TC 2000, el de Nicanor Otamendi que resolvió pegar la vuelta de lleno y eligió para volver a ponerse el casco y calzarse el antiflama, al TCR South América tras 16 años. Lástima, la rotura del motor de su Honda, le impidió correr en Buenos Aires.

Maldonado junto a la obra de Daniel Sonzini del Grupo Fuel Art. Recrea su duelo con Traverso en Rafaela 1988. «No sé como hice para ganar con ese VW 1500», evocó Yoyo.

“El caso de Walter es diferente porque debió bajarse por un problema familiar, pero siempre mantuvo las ganas de correr, e incluso hizo varias pruebas y hasta corrió alguna carrera como invitado. Es muy buen piloto, y fue una lástima que se haya tenido que retirar tan temprano; pero bueno, ahora puede darse el gusto y ojalá que lo disfrute. Lo mío fue distinto, porque decidí retirarme cuando creí cumplido un ciclo, y ya no tenía más ganas de correr”.

-Igual seguís viendo las carreras…

Veo la Fórmula 1 y MotoGP, que son las categorías más puras deportivamente. De la Argentina, miro el Turismo Nacional, que me parece la mejor categoría; las demás no me interesan.

-Por lo visto no te gusta el automovilismo actual…

-No reniego del automovilismo actual que también tiene sus cosas buenas, pero hay muchas otras que no me gustan. Por ejemplo los lastres, las grillas invertidas, los recargos por posiciones en el campeoanto. Se desvirtúa la esencia del automovilismo, en función de lograr mayor paridad y así no hay pilotos que ganen muchas carreras. Incluso como se ha visto, hay quienes no quieren ganar, una barbaridad. Creo que esa no es la mejor forma de llegar a la paridad. El mejor camino para buscar la paridad es el trabajo.     

-Es el automovilismo actual…

-Y sí… En la última etapa de nuestra generación ya le habíamos advertido a (Guillermo) Ortelli, y los otros chicos que surgían en ese momento lo que se venía, pero no pudieron impedirlo. Igual repito, no reniego de este automovilismo, sólo digo que el de antes era distinto.         

Guillermo Maldonado, el Yoyo. El mismo de siemrpe.

Fotos: AAV

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre