LARGOS VIAJES.

No es desacertada la intención de la ACTC de hacer más federal su calendario y recuperar plazas. El fin de semana la concreta con la visita a Comodoro Rivadavia que de esta manera vuelve a recibir al Turismo Carretera luego 5 años, y esta vez como no ocurría desde 2013 con Ariel Pacho, con la presencia de un piloto chubutense como lo es Marcelo Agrelo, integrante del Castellano Power Team con un Dodge.

Sin embargo no pasa desapercibido el dato de las 10 bajas de pilotos que con relación a la anterior carrera en San Luis, tendrá esta 2da fecha de la Cpa de Oro. Un fuerte golpe para el promedio de 48 autos que con sus leves altas y bajas venía mostrando la temporada.

Autoridades de al ACTC y el club organizador junto con los pilotos Josito Di Palma, Marcelo Agrelo, Juan Pablo Gianini y Gustavo Micheloud, participaron en la conferencia de prensa de presentación de la fecha de Comodoro.
-publicidad-

Norberto Fontana, Emanuel Moriatis, Sergio Alaux, Martín Ponte, Nicolás Cotignola, Lionel Ugalde, Federico Iribarne Martín Serrano, Diego De Carlo y Leandro Mulet conforman la decena ausencias. Sobresalen las de Fontana que no faltaba desde Posadas 2015 y Moriatis, quien por encima de los declarados problemas con los motores, prefiere poner todas sus fichas en su equipo de TC Pista que tiene a Otto Fritzler, como líder del campeonato y gran candidato al título

Complicaciones con los motores y cambios técnicos son las explicaciones públicas escuchadas para justificar estos faltazos. Sin dejar de tener su cuota de veracidad también puede intuirse como factor influenciable en pilotos que no tienen chances de pelear por el título, la enorme distancia, 1.726 Km, que separa Buenos Aires, bases de la mayoría de los equipos, de Comodoro Rivadavia, el más más austral de los escenarios teceístas de esta temporada. Una distancia que complica y encarece la logística de los traslados, salvo que sean compensados por viáticos especiales. Y como se sabe no son tiempos económicos florecientes.

Josito Di Palma controló con su Torino al Chevrolet de Santiago Mangoni y sumó en 2017 su segunda victoria sobre un TC en Comodoro Rivadavia. Es el último vencedor en el trazado sureño.

No es para ignorar este tema de las grandes distancias como enemigo de las grillas abultadas. Valga como dato importante señalar que hasta esta fecha de Comodoro para encontrar la carrera con menor cantidad de participantes había que retrocedes a Posadas que reunió 45 autos. Coincidentemente es otro viaje largo que hizo la caravana de TC recorriendo casi 1.000 Km. Vale recordarlo en función de un 2023, donde además de las continuidades de estos escenarios se anuncia el ingreso de Calafate.  Y ni que hablar si se concreta en realidad el rumor de una salida a Brasil con destino en el paulista Interlagos.

ENVASADO AL VACÍO Y CELOSAMENTE CUSTODIADO

Como lo ves permaneció el viernes el Chevrolet de Canapino en el box del  JP Carrera.
Todo debido a la revelación periodística en el programa radial Vuelta Previa, reciente, en torno a un supuesto intento de soborno a dos mecánicos del equipo conducido por Gustavo Lema, que provocó numerosas versiones, mucha confusión y que sigue sin aclararse… (Foto jp carrera)

Por encima de estas circunstancias, deportivamente este regreso a Comodoro muestra una Copa de Oro, recalentada en su interés. El mal paso de su líder Agustín Canapino (Chevolet) en el arranque de Paraná redujo su inicial ventaja de 31 puntos a sólo 5,50 sobre Manuel Urcera (Torino) y 8 con relación a Mariano Werner (Ford). Tres pilotos de tres marcas diferentes sobre los que se concentran las mayores expectativas a la hora de pensar en el campeón.

 

Fotos: Prensa ACTC.

 

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre