EL MUNDO DEL AUTOMOVILISMO ESTA PENDIENTE del estreno de Rush, la película de Ron Howard sobre el duelo entre Niki Lauda y James Hunt que explotó en el Mundial de Fórmula 1 de 1976. No se privaron de nada…

 

Para hacer un film lo más fiel posible, construyeron réplicas de los coches de la época (¡y algunos llegaron a costar 700 mil pesos de los nuestros!) y se asociaron a patrocinantes del momento, como TAG-Heuer, que sigue siendo un bastión de la Fórmula 1. En Inglaterra se estrena el mes próximo; a la Argentina llega seguro…

El director Ron Howard y el actor Chris Hemsworth (James Hunt)

Protagonizada por Chris Hemsworth y Daniel Brühl, en Rush el ambiente de la Fórmula 1 de 1976 se recrea hasta el más mínimo detalle: desde los automóviles hasta la vestimenta, todos los elementos han sido objeto de una meticulosa investigación. Le Mans, el clásico de 1971 sobre automovilismo protagonizado por Steve McQueen, fue la última gran producción de Hollywood en recrear de manera tan auténtica la intensidad de la acción y el glamour del deporte más rápido del mundo.

-publicidad-

En Le Mans, Michael Delaney, el personaje de McQueen, lució el escudo Heuer en sus buzos, en su casco y en su Porsche 917. Cuando el departamento de vestuario le ofreció las opciones de relojes de lujo para lucir, eligió sin dudarlo el cronógrafo Monaco de Heuer de caja cuadrada, el mismo que usaba su amigo Jo Siffert, el gran piloto suizo patrocinado por Heuer.

En Rush, igual que en 1976, los colores y el escudo Heuer están visibles en los buzos de Niki Lauda (interpretado por Daniel Brühl), en los de su compañero Clay Regazzoni (Pierfrancesco Favino) y en el de todos los miembros del equipo de la Scuderia Ferrari.

Los auténticos Lauda y Regazzoni, con Jack Heuer.

La marca de relojes suizos, líder mundial en cronógrafos prestigiosos y de última tecnología desde 1860, se convirtió en Cronometrador Oficial de Ferrari en 1971. A lo largo de la década del ’70, la época dorada de la Fórmula 1, todos los pilotos de Ferrari, incluido Carlos Alberto Reutemann, usaron un cronógrafo Heuer con su nombre y su grupo sanguíneo grabados en la caja.

En Rush, los colores de la marca engalanan una vez más las pistas de Nürburgring durante el GP de Alemania, Monza para el GP de Italia y la de la última carrera de la temporada en el Monte Fuji, en Japón. TAG-Heuer también le prestó a la producción el equipo de cronometraje que se utilizaba en la F-1 en ese momento. Desarrollado por Jack Heuer para Ferrari, este cronógrafo fue el primero en marcar hasta la milésima de segundo. Posteriormente, la mayoría de los equipos lo utilizó en el circuito.

Por supuesto, también están los relojes… En la película, Lauda (Brühl) usa el modelo Heuer Silverstone, el cronógrafo emblemático de la década del ’70, llamado así en honor al autódromo británico. Hunt (Hemsworth) usa el cronógrafo Heuer Carrera hecho íntegramente en oro, creado por Jack Heuer en 1963 y que deriva su nombre de la Carrera Panamericana de México. Estos relojes, que forman parte de la tradición automovilística, se encuentran entre los objetos coleccionables más codiciados del mundo de la relojería. En 2010 se volvió a lanzar el modelo Silverstone en una edición exclusiva.

Alexandra Maria Lara (Marlene Knaus Lauda) y Daniel Brühl (Lauda).

Este año, el audaz diseño del Carrera celebra su 50º aniversario e incorpora el nuevo movimiento de la marca, el Calibre 1887. Ambos relojes de época, junto con el equipo de cronometraje, ya se encuentran nuevamente a resguardo en sus vitrinas de exhibición en el Museo TAG Heuer 360 en La-Chaux-des-Fonds, Suiza.

Jack Heuer, quien este año se jubila como presidente honorario de TAG Heuer a los 80 años, firmó en 1968 con Jo Siffert el primer contrato de patrocinio en la historia de la Fórmula 1 no vinculado a un automóvil. El año siguiente, Heuer lanzó el legendario Calibre 11, el primer movimiento cronógrafo automático del mundo, que se utilizó por primera vez en el mítico Monaco, el reloj preferido de los pilotos de Grand Prix y de Steve McQueen. Dos años más tarde, Jack fue por Enzo Ferrari y su mítica Scuderia.

En una autobiografía que se publicará el mes que viene, Jack recuerda: “Decidí visitar Ferrari el 7 de abril de 1971. En la fábrica de Maranello conocimos a Piero Lardi-Ferrari y le ofrecimos equipar a Ferrari a cambio de colocar nuestro logo Heuer rojo en el frente de todos sus automóviles de Fórmula 1, justo debajo del parabrisas. Cerramos el trato en el momento y firmamos con Enzo Ferrari, con su característica lapicera con tinta violeta”.

Heuer y el equipo de técnicos en cronometraje estuvieron presentes en todas las carreras que forman parte de la trama de Rush. El accidente de Niki Lauda y su heroico regreso a la competencia están grabados a fuego en sus memorias. Jean Campiche, el Cronometrador Oficial de Heuer para la Scuderia Ferrari en ese momento, cuenta: “Mi trabajo consistía en brindar información sobre los cronometrajes durante la práctica, las sesiones de clasificación y durante la carrera, no sólo respecto de los dos automóviles Ferrari sino también sobre todos los demás. Me acuerdo muy bien del día en que Lauda se volvió a subirse a su auto en Monza, en 1976. Tenía una capucha antiflama sobre los vendajes. Después de la carrera, se la quitó y su cabeza estaba cubierta de sangre. En la pista, todos sentimos que su voluntad prácticamente no conocía límites».

Luego del accidente fatal que terminó con la vida de Siffert en 1971 y del accidente de Lauda en Nürburbring, Heuer se cuestionó: “Estaba atravesando una crisis personal: ¿era correcto, desde el punto de vista ético, que nuestra compañía patrocinara a personas que participaban de un deporte plagado de tanto peligro? La tragedia (la muerte de Jo Siffert) me impulsó a establecer pautas sobre cómo utilizar los pilotos de carrera en nuestras campañas publicitarias y decidí no basarlas en un único piloto, sino en los automóviles”.

Si querés un anticipo, hace clic acá…

Por el equipo de VA

Fotos: Prensa TAG-Heuer

-publicidad-

2 COMENTARIOS

  1. Hi Tim. Cheaper price and trusted delaer show you a watch that it’s not a clone of a Tag Heuer timepiece unless they put out something very new I don’t know about yet.This is not the face of a Tag Heuer Carrera Calibre 36 can’t you tell?Thanks,James

  2. Great tremendous things here. I’m very glad to look your article. Thank you so much and i am taking a look ahead to contact you. Will you please drop me a mail

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre