NO FUE REVANCHA PERO

Le dieron duro a Mariano Werner por aquella poco  feliz frase de “decile a Canapino que vaya tranquilo que no me voy a tirar a pasarlo… ”, con la que en su mensaje por radio a su equipo  le quitó la última gota de interés, que podía tener  la aburrida carrera de Neuquén al descartar un  intento final de sobrepaso  de su Ford  al Chevrolet de Agustín, finalmente el ganador de la carrera.

 

El Ford de Werner relegó a lso "chivos" de Ortelli y el relevante Mazzacane.

 

-publicidad-

Me castigaron demasiado e injustamente porque dije eso ero sólo para la Curva 1. Para las siguientes puse todo y el doble para ganarle…”, aclaró el entrerriano antes de contar que “algunos periodistas me maltrataron y tuve que darles explicaciones a unos  fanáticos, pero los que verdaderamente  saben de carreras entendieron lo que pasó”.

La posición del Mariano recibió el respaldo de Hugo Mazzacane, nada menos “hay que ponerse  en el lugar de Werner y para opinar hay que conocer las circunstancias. Mariano necesitaba llegar”, dijo el presidente de la ACTC tras felicitar al entrerriano por ser el dueño de la pole provisoria en la cálida y algo ventosa tarde de Toay.

“Volví con todo y quiero ganar, pero por mi y porque lo necesito, y no, como revancha de todo lo que pasó y se dijo“, destacó Mariano,  antes de  anticipar que  “no voy a volver a hablar más por radio con el equipo y tampoco lo harán los otros pilotos.  Con lo que pasó todos se van a cuidar…”.

Explicaciones aparte, está claro que aquella frase le sigue haciendo ruido a Mariano.

 

Por Miguel Sebastián (Especial desde Toay, La Pampa)

Fotos: Prensa ACTC

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre