¿CAMPEONATO TRADICIONAL Ó COPA DE ORO?

Diluida en buena parte por el paso del tiempo y la costumbre incorporada, quedó esta pregunta sobre la forma de definición que tiene el Turismo Carretera para sus títulos.

Abolido imprevistamente el sistema tradicional a mitad del 2008, cuando Juan Manuel Silva se encaminaba a su segundo título, todos parecen  acostumbrados y/o resignados al sistema de la Copa de Oro, que deja la definición para la cinco últimas fechas con los doce mejores clasificados en las primeras once carreras, y la rebuscada alternativa final de los tres del último minuto. Este año no sirvió para nada.

Rossi, Werner, Ortelli y Canapino en un orden final en Trelew que calcó el de las posiciones de la Copa de Oro.

 

Esta realidad no quita un atractivo ejercicio, como lo es comparar lo que ofrece la Copa de Oro y lo que hubiese pasado con un campeonato tradicional. En esta edición 2017, la Copa de Oro tiene a su favor la mayor cantidad de candidatos, un detalle que también formó parte de los motivos  de su creación. Eran cinco en el mini torneo encabezado por  Matías Rossi (186,50)  seguido de Mariano Werner (183,50), Guillermo Ortelli (149,50), Agustín Canapino (133) y Juan Marcos Angelini (121,50). Cinco candidatos en la franja de 65 puntos con 70,50 en juego en el Roberto Mouras platense. Por encima que las matemáticas le abrrían chances a  todos, sin dudas las más claras estaban del lado de Matías y Mariano.

¿Qué hubiese sucedido con una campeonato tradicional?. Para empezar habría cambiado el líder, que hubiera sido Werner con 9,50 puntos de ventaja sobre Rossi, y para seguir se hubiese reducido a tres la lista de postulantes completado el trío por Guillermo Ortelli,  quien reunía a los ganadores 9 de las 15 carreras corridas. Sin embargo esa limitación de pretendientes a la corona, se hubiese compensado con una mayor emotividad en la definición, ya que si bien la distancia entre el líder y su escoltas habría aumentado de 3 a 9,50 puntos, se hubiera reducido notablemente respecto de Ortelli. Su expectante posición habría sido más amenazante para los líderes,  al quedar a sólo 16,50 puntos del líder, menos de la mitad de los 37 que lo separaron al comenzar la definición en el Mouras. Con este formato tradicional, Canapino y Angelini habrián quedado sin ninguna posibilidad.

¿Te hubiese gustado más esta definición, que la que se daba el fin de semana en el Mouras?

Por el equipo de VA

Fotos: AIF

-publicidad-

1 COMENTARIO

  1. Yo prefiero un formato normal y si hay campeones «sin brillo» (como dicen en VA), que así sea… Que gane el que sumó mas puntos y listo.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre