DESCONCERTADO Y MAL ACOSTRUMBRADO.

Peter Bonnington: «Está bien, Lewis, es P10. Lo siento por ello. Una mierda de resultado teniendo en cuenta todo el trabajo duro».

-Hamilton: «¿Pero hay siquiera un punto para esa posición?».

Cuesta creer este dialogo entre un ingeniero de pista de un equipo de Fórmula 1 y su piloto, y mucho más si ese equipo es Mercedes Benz y ese piloto es nada menos que Lewis Hamilton, séptuple campeón mundial máximo ganador (103) de Grandes Premios.

«Necesitamos mejorar en potencia y agarre. Hay que trabajar mucho para volver a los lugares de punta» pidió y anticipó Hamilton tras su decepción en Arabia Saudita-

Cuesta creerlo, pero fue real en el final del Gran Premio de Arabia Saudita y resultó, más allá de lo anecdótico del desconocimiento de la escala de puntaje reglamentada en 2010,  una patética muestra del desconcierto vivido por Lewis en esta segunda fecha del campeonato mundial por el pobre rendimiento del nuevo Mercedes Benz W 13, que incluso no le permitió ganarle una posición al Haas de Kevin Magnussen y lo dejó en el décimo lugar, el último que otorga puntos. El mismo que en sus 289 carreras  anteriores Lewis sólo había ocupado en Gran Premio de Francia 2008 y el Gran Premio de Corea del Sur 2012. De ambas, sólo en la carrera asiática sumo el puntito del estribo, gracias a la ampliación del puntaje establecida dos años antes.

Tal vez por estar más costumbrado a tantos triunfos y podios, Lewis no sabía si el modesto décimo lugar entregaba puntos. Ahora lo sabe.

 

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre