EN MONTMELO, apenas hubo unas horas de silencio.

Luego del Gran Premio de España, tenían lugar ensayos de equipos de Fórmula 1. Una de las pruebas seguro, era de las más aguardadas. Mercedes colocaba en sus autos un escape más ruidoso, como para intentar torcer la tan negativa repercusión causada por el sonido que disparan los autos con los nuevos 1.6 turbo.

También las prácticas servían para que por primera vez la señorita Susie Wolff, girara con un F-1, y a su vez, Daniel Juncadella manejara el Force India.

-publicidad-

1 COMENTARIO

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre