“NO QUEDA OTRA”.

La frase de moda en estos tiempos de interminable y exagerada cuarentena esta vez la escucha visionauto de boca de Luis Oscar Minervino, el destacado ex piloto de TC (fue subcampeón en 1995 y 1996) y siempre vigente motorista y defensor de la categoría.

“Este tema de corona virus nos afectó a todos y por eso no hay otra forma para combatirlo que cuidarse y quedarse en casa” dice Patita desde su confinamiento en su Chacabuco natal. “En mayor o menor medida este parate del automovilismo nos complica a todos. A mí me agarró sin deudas y con sólo dos personas a cargo pero hay equipos con más estructura y gente, que están complicados” agrega sobre la incierta y difícil situación actual que vive el país.

Los duelos con Traverso marcaron a mediados de los 9 uno de los mejores momentos de Minervino en el TC con sus dos subcampeonatos detrás del Flaco.

¿Ves lejano el retorno del automovilismo?

“Con optimismo pienso que se podría correr a fines de junio pero todo depende de como avance el tema de los contagios. Por supuesto veo un retorno sin público, con menos actividad y traslados y con el cumplimiento de un buen protocolo. Desde ya que no será lo mismo que antes pero lo importante es que la actividad comience a moverse porque hay muchas familias que dependen de las carreras”.

Una carrera de TC sin público, no sería la imagen de una verdadera carrera de TC…

“Es cierto pero esta es una situación especial. Correr aunque sea sin público haría que al menos se vieran las carreras por televisión y esto reactivaría el movimiento en el ambiente. Algo ayudaría, también para el caso del trabajo de los mecánicos de los equipos porque los que no vayan a las carreras estarán trabajando en los talleres”.

El automovilismo argentino ¿puede aguantar sin carreras el resto del año?

“¡No! Sería como tirarle una bomba porque provocaría la desaparición de muchos equipos. Por eso es necesario que vuelva la actividad lo más pronto que se pueda”.

Juanchi Zabaleta volvió a sentarse junto a Minervino en el Chevrolet para una exhibición en el festejo de los 80 años del TC. Profesionalmente fue su acompañante en 189 carreras entre 1992 y 2001.

¿Tuviste alguna señal de la ACTC sobre el momento en que pueden volver las carreras?

“Hablé con Hugo Mazzacane (presidente de la ACTC) y me dijo que hay que esperar hasta fin de mayo para tener alguna precisión sobre cuándo y cómo podrían volver las carreras”.

¿También hablaste con Juanchi Zabaleta? pregunta visión sobre la actual relación de Patita con quien durante varios años fue su acompañante sobre el Chevrolet de TC y actualmente tiene un alto perfil político como intendente de Hurlingham.

“Si, hablé el miércoles pasado. Está haciendo un buen trabajo en su zona. Desde los 14 años (actualmente tiene 53) mostró inclinación y dedicación por la política y así fue haciendo su trayectoria en distintos cargos”.

El nombre de «la Diabla» identificó a uno de los Chevrolet más exitosos que condujo Patita en sus 253 carrera en TC que siempre lo mostraron fiel a la marca. Ganó 9 finales, 20 series, hizo 3 poles y fue subcampeón 1995-1996.

¿Alguna vez te ofreció dedicarte a la política?

“Si, pero le dije que no porque mi perfil no da para la política. Es otra forma de pensar. Es cierto que me gustaría hacer algo por la gente, como también desde la ACTC sería bueno colaborar con la categoría, pero para todo esto tendría que salir de Chacabuco, donde nací y vivo, y eso no quiero hacerlo a esta altura (60 años) de mi vida”.

Salir campeón de TC, ¿es una deuda que te quedó pendiente?

“Y si… porque hubiese sido lindo pero ya está, son cosas de la vida. En un momento me obsesionaba tener un hijo varón (era padre de dos mujeres) y salir campeón de TC… Ya no podré ser campeón de TC pero a los 56 años fui padre de un varón… Son cosas de la vida”.

Es cierto Patita, son cosas de la vida, esas cosas con las que de tanto en tanto la vida nos sorprende gratamente.

 

Fotos:   twitterminervino 

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre