EN EL CAMINO DEL PADRE.

Un verdadero regalo de Navidad fue para Mick Schumacher, su designación como uno de los pilotos de reserva de Ferrari. Una tarea que desarrollará en 11 de los 23 Grandes Premios del calendario 2022, dejando los 12 restantes para el italiano Antonio Giovinazzi, quien así conservará cierta relación con la Fórmula 1, tras ser desplazado de Alfa Romeo por los dólares del chino Guanyu Zhou.

El golpe que Mick se dio en la previa del Gran Premio de Mónaco, fue uno de los más caros par el equipo. Costó medio millón de dólares.

 

-publicidad-

“Es una mini promoción”, comentó sobre lsu designación un feliz Mick, quien continuará como titular en el equipo Haas pero estará a disposición de Ferrari en caso que algunos de sus pílotos titulares, Carlos Sainz y Charles Leclerc, tengan algún inconveniente. Asimismo este nombramiento es una nuevo paso adelante en el objetivo mediático de ver al joven Mick integrado como titular al equipo con el que su padre Michael , logró 5 de sus 7 títulos mundiales.

De esta forma, la temporada 2022 puede ser clave para el futuro de Mick en la Fórmula 1, por las mayores responsabilidades deportivas a afrontar. Se verá obligado a entregar mejores actuaciones y resultados que los conseguidos en 2021, en su primera temporada en el Mundial, que lo vio ubicarse 19° entre los 21 pilotos participantes.

A su favor debe señalarse que condujo un modesto Haas, y que superó a coequiper Nikita Mazepin (21°). Asimismo Mick encabezó un ránking que precisamente no es para el elogio: fue el piloto quien con sus accidentes le ocasionó más gastos al equipo. Nada menos que 4.733.814 dólares debió sacar de la billetera el equipo comandado por Guenther Steiner, para reparar los daños en choques y despistes. ¿Lo hubiesen bancado de no haber sido el hijo de Michael?

3 COMENTARIOS

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre