NO DEJÓ DUDAS.

Desde que en 2013, Sebastien Loeb logró su 8º triunfo en tierras cordobesas, no se repetía un ganador en el Rally de Argentina. También en aquellos años de pasos triunfales del francés, quien subía al escalón mayor del podio era el mismo que a fin de temporada recibía en la FIA la copa de campeón mundial.

SpeedAgro

Por de pronto Thierry Neuville, con su segunda victoria en los tres últimos años en nuestra fecha mundialista organizada por el Automóvil Club Argentino, quebró al abstinencia de ganadores repetidos. Por delante le queda un largo (9 fechas) y difícil camino, para cerrar otro ciclo y alcanzar el objetivo de “ser campeón mundial”, fijado desde que en Alemania 2014 festejó el primero de los 11 triunfos que ostenta en el Mundial, y puntualmente desde 2016 ,con la sucesión de tres subcampeonatos detrás del repetido monarca Sebastien Ogier.

La tensión por la carrera quedó atrás, y el abrazo entre Neuville y su director deportivo Adamo refleja la emoción por el triunfo.

No es el 11 un número más en la vida deportiva de este Thiery Neuville nacido el 16 de junio de 1988, en Sankt Vith, un pueblo del suroeste de Bélgica de apenas 9.000 habitantes . Es el número que ante la libertad de elección abierta por la FIA, este año decidió poner en su Hyundai i20 con el recuerdo de lo bien que le fue (terminó 12 de las 13 carreras y logró el primero de los 4 subcampeonatos), cuando al llegar para quedarse  en el Mundial, allá por el 2013 le asignaron el número 11 en el Ford del Qatar World Rally Team.

Ahora con más experiencia, contabiliza 102 carreras, Neuville va por más y por diluir esa sombra que en los últimos años fue de Sebastien Ogier, quien este año en Cordoba continuó su sequía de exitos en Argentina  con su tercer lugar. por detras del doblete de Hyundai que completó el noruego Andreas Mikkelsen.

-Parece que este año se viene dando las cosas para que finalmente luego de tres subcampeonatos puedas ganarle el título a  Ogier le planteó visionauto a Neuville con la mención de los 10 puntos de ventaja (110 a 100), con los que tras la 5ª fecha, el belga aumentó su diferencia sobre Ogier como lider del campeonato, pero también con el recuerdo del firme andar que mostró sobre un eficiente Hyundai i20, desde que arrancó hasta que finalizó la edición 39 del Rally de Argentina que, como es habitual contó con una multitudinaria concurrencia.

El presidente del ACA Jorge Rosales entrega el premio mayor a Neuville, en un podio que completan sus escoltas Mikkelsen y Ogier, y sus respectivos navegantes.

Es una buena ventaja pero todavía falta mucho. Es cierto que tengo un gran auto y equipo, y me encuentro muy bien pero quedan 9 fechas y pueden pasar muchas”, contestó Neuville, más  huidizo que en días anteriores, tal vez por la cercana e intimidatoria presencia de su jefe de prensa, complaciente con los periodistas extranjeros y los televisivos, pero altanero con los colegas locales.

-Después de cuatro subcampeonato, ganar el título ¿ya es una obsesión?, insistio visión.

“No me obsesiona ser campeón. Me gustaría y lo busco, por supuesto, pero por el momento no es lo más importante. Lo más importante es seguir siendo regular y sumar puntos. Asi llegará el titulo, si es que tiene que llegar”, contestó Thierry, sin perder esa calma que junto con lentes de colores, le dan una imagen más cercana a un intelectual que a un piloto de carrera de primer nivel.

Una multitud acompañó el paso de los autos del  Rally  de Argentina por la zona de Copina, uno de los sitios emblemáticos de la carrera.

Tan fuerte como el abrazo que Neuville se dio con Adrian Adamo, el nuevo director deportivo de Hyundai, resultó el dominio impuesto por la combinación piloto-auto en el capítulo 2019 del Rally de Argentina. que empezó con lluvia y terminó a pleno sol. Un dominio que no sobresalió en espectacularidad, de hecho el estonio Ott Tanak con el Toyota, ganó más tramos de velocidad (5 contra 4 de Neuville), pero tuvo una permanente regularidad que le permitio a belga exponer en los difciles caminos virtudes propias, y usufrutuar falencias ajenas (abandono de Tanak y retraso de Ogier), para instalarse en el comando. Asi con dos etapas cumplidas, había quedado con el triunfo servido, que rubricó con su victoria en el Power Stage. No la necesitaba para asegurar su triunfo, pero lo deseaba para sumar puntos en el camino rumbo a ese titulo, que aunque diga que no lo obsesiona, ya comienza tenerlo como su principal candidato.

 

(Especial desde Villa Carlos Paz, Córdoba).

Fotos: Mónica Paz

 

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre