SE LO EXTRAÑABA.

Dicho por pilotos y por todos aquellos que recuerdan las carreras allí, Nueve de Julio es un autódromo que casi siempre entrega buenas carreras y sobrepasos al por mayor. Pero, debido a su deficiente infraestructura y a la proliferación de numerosos circuitos a lo largo y ancho del país, había quedado en desuso. Bueno, el Top Race se encarga de volver a darle vida en el cierre de su temporada 2019.

Con Matías Rossi como campeón anticipado al mando del Camry del Toyota Gazoo Racing, el interés pasa por quién se queda con el subcampoenato: Franco Girolami o Agustín Canapino. El cordobés llega con 15 puntos de ventaja sobre el Titán, que sigue saboreando las mieles de su reciente tetracampeonato de Turismo Carretera.

La decoración especial en el Camry de Matías Rossi.
SpeedAgro

Lo que todavía no esta definido es el campeonato del Top Race Series, la puja es entre tres contendientes, todos con experiencia: Bruno Boccanera, que suma 189 puntos y tres victorias y va por el «bi»; Franco De Benedictis, el más ganador del año con cuatro triunfos y 172 unidades; y Fabricio Persia, que cuenta con 167 puntos y la obligación de ganar sí o sí, ya que todavía no se subió a lo más alto del podio en el año.

 

Fotos: Prensa Top Race.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre