OTRA VEZ SERÁ.

Nunca estuvo cómodo Orly Terranova en la edición 2021 del Rally Dakar. Ya desde la segunda etapa, el argentino advertía sobre molestias y cansancio por dolores en el cuello, y una incómoda posición para el manejo por la butaca más alta. Encima el rendimiento del Mini no lo acompañó. y lo desde el arranque casi lo dejó sin chances de colocarse a la expectativa del grupo de punta, e ilusionarse con la posibilidad de llegar al podio y mejorar el quinto lugar (2013-2014), que como mejor ubicación exhibe de sus anteriores y múltiples participaciones.

Caros Sainz se lució con su Mini en las dunas y le había descontado 7m34s a Peterhansel y 7m16 a Al Attiyah, ambos en ese orden lo precedían en la general.

No poder largar la sexta etapa que unió Haíl con Al Qaisumah cerró definitivamente las chances de Terranova. “Por problemas técnicos (posiblemente de motor), no pudimos hacer la etapa. Son problemas de difícil solución y por eso creo que se termina el Dakar para nosotros…”, explicó un apenado Orly, quien así sumó su séptimo abandono en el Dakar, y el cuarto (2011-2012-2019-2021) entre los autos. Los otros tres fueron en sus incursiones en moto en 2005-2007-2009, las dos primeras en territorio africano y la restante en Sudamérica.

También estaba incómodo Carlos Sainz, especialmente por los problemas con la navegación, pero con 58 años, el español sacó a  relucir su garra y talento sobre otro Mini, para quedarse con la etapa y reducir en la clasificación general las diferencias que lo separanban del líder Stephane Peterhansel (Mini) y su escolta Nasser Al Attiyah (Toyota). Quedó a 40m39s del francés en el punto intermedio de la carrera, que hacía un alto para renovar fuerza de cara al esfuerzo final.

 

Fotos: dakar.com

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre