EL MOMENTO MÁS ESPERADO.

Las 24 Horas de Le Mans, una carrera antológica; un lugar donde episodios de los más ricos de la historia del automovilismo mundial, afloran a cada paso. De nuevo con presencia argentina, José María López, en la edición en el año de la pandemia que obligó como jamás ha ocurrido, a que las tribunas del circuito de La Sarthe permanecieran desoladas; a pasos de la pintoresca ciudad de Le Mans, a dos horas de viaje al sur de París.

El cordobés, afirmó que se encontraba muy bien preparado para las 24 Horas.

La edición en curso se corría casi cuatro meses más tarde que su fecha tradicional, e iba a resultar la que tuviera lugar con más tiempo de carrera por la noche en la historia.

Le Mans es desde que imaginó victorias por el mundo, una de las metas excluyentes de Pechito (iba por su cuarta presencia); claro no deja de apuntarle a la consagración junto a sus compañeros, Kamui Kobayashi y Mike Conway , como campeón del mundo de pilotos del Mundial de Resistencia (WEC), con laherrramienta habitual el Toyota TS050 Hybrid nº7. Y en caso de imponerse en las 24 Horas, con sólo las 8 Horas de Bahrein por delante, el título podía quedar al alcance de la mano.

Antes de enfrascarse en uno de los compromisos más relevantes de su carrera deportiva, Pecho, aplomado, confiado, instalado en su bunker en el mismo circuito, conversó mediante la concreción de una videoconferencia organizada por Toyota Gazoo Racing Argentina, con medios de nuestro país, de la que también participaron Daniel Herrero (presidente de Toyota Argentina) y Darío Ramonda (director del Toyota Gazoo Racing en nuestro país), entre otros.

El pronóstico indicó que podía llover durante las 24 Horas.

 

Fijate algunos de sus pensamientos:

«La actual en las 24 Horas, es una oportunidad única, porque es el último año con el auto que utilizamos, es una máquina impresionante, con muchos récords y dispone de una tecnología impresionante. Después pasaremos al nuevo; pero no es “ahora o nunca”. Esperemos contar con el auto que menos problemas  tenga. En Le Mans nunca se sabe, si vas a tener otra oportunidad y cuando se presenta, la tenés que aprovechar”.

«No hay órdenes de equipo en la previa, se dice que por lo que pasó el año pasado, nosotros vamos a tener la prioridad de ganar esta edición. Pero no hay nada de eso”.

«La mitad va a ser a oscuras. Y siempre se dice que Le Mans se gana de noche. Va a ser muy desgastante, en especial para mí que por lo general soy el que más tiempo pasa arriba del auto de noche. Cambian las temperaturas, a su vez cambian las estrategias. Y además, incluso hay pronóstico de lluvia para sábado y domingo».

«Le Mans siempre puede darte una sorpresa, por eso hay que correrla minuto a minuto sin generarse demasiada expectativa».

«No es una (carrera) Le Mans común y corriente. La pandemia nos complicó un poco, nos privó de hacer pruebas y alguna carrera más. Por suerte pudimos llevar adelante un ensayo general, correr en Spa, y en general nos sentimos muy bien preparados». Afuera de la pista, la preparación fue la misma, con muchas horas de simulador y entrenamiento físico”.

«Estamos frente a una chance linda para ganar, en el último año del TS050, un gran auto. Espero que seamos el coche con menos problemas a lo largo de toda la carrera. Porque, si ganamos, el campeonato quedaría prácticamente definido a nuestro favor».

«Veo unas 24 Horas de Le Mans más peleadas, más difíciles. El año pasado pudimos copiar la puesta a punto de nuestros compañeros de equipo, y fuímos más rápidos en la carrera. Lástima que un sensor mal puesto, nos privó del triunfo en Le Mans que es la gloria misma».

“Es muy larga la semana y a veces llegás cansado a la carrera. No veo la hora de estar arriba del auto; llegamos mejor preparados que nunca y como suelo decir, Le Mans siempre tiene sorpresas preparadas”.

“Yo pasé por estos momentos dentro de Toyota, cuando tuve el accidente en Silverstone y me bajaron al tercer auto para Le Mans. Pero lo revertí con buenas actuaciones”.

«Fue muy duro” (admitió sobre la desilusión de 2019, cuando la victoria se les escapó en la última hora). «Como dije, la gloria está acá en Le Mans, podés ganar todas las carreras del campeonato y hasta el campeonato del mundo, pero esta carrera es la que todos queremos ganar”.

¡Avanti!, las extraordinarias 24 Horas.

“Como he mencionado, si ganamos Le Mans prácticamente también quedaríamos muy cerca de llevarnos el Mundial. Y si nosotros termináramos segundos y ganara el auto nº8, nuestro compañero de equipo, quedaríamos dos puntos debajo de ellos y llegaríamos a Bahrein con chances de ganar el campeonato igual”.

«El TS050 Hybrid está hecho para el circuito de Le Mans; hay un proceso adentro del cuerpo, porque se sienten sensaciones especiales. El coche va con algunas modificaciones en relación a 2019, como un pack aerodinámico de baja carga, que no lo pudimos probar y no llegamos al 100 por ciento, por lo que tendremos que adaptarnos sí o sí, dado que no podemos volver para atrás”.

«¿Los rivales?, los autos privados pueden ser una amenaza muy importante, porque la ventaja reglamentaria que tienen es muy grande”.

“Tener mi continuidad asegurada antes de Le Mans, no me quita presión para el fin de semana, a pesar que es cierto que los resultados siempre son determinantes en este nivel donde se rinden exámenes todo el tiempo”.

«En una edición tan especial de las 24 horas de Le Mans, no voy a tener la compañía de mis familiares y amigos. Pero siento el apoyo de ellos y el de todos los argentinos, que me acompañan a la distancia”.

“La importancia de Le Mans es indudable, todos los pilotos del mundo quieren ganar las 24 Horas. Los pilotos de F1 quieren ganar Le Mans, y yo que las he corrido, lo puedo decir: es la carrera más importante del mundo, Y ganarla sería llegar al punto más alto de mi carrera deportiva”.

No padecer problemas en el auto, para el cordobés era una de las claves.

SEGUIRÁ EN TOYOTA EN 2021.

Pechito además, habló sobre su futuro y sostuvo algo de mucha importancia. “Voy a seguir siendo piloto de Toyota con el proyecto Hypercar en 2021, y eso me ha puesto feliz. Pero quiero sumar un programa más para estar en ritmo, ocho carreras en una temporada es muy poco para mí”.

«¿Otras categorías el año que viene para alternar?, me encantó volver a los autos de turismo (DTM Trophy) con los Supra en Lausitzring, pero será por algunas carreras. Estamos analizando con Nicolas Todt (su manager hijo de Jean Todt, presidente de la FIA) y con Toyota, cuál sería la mejor opción para completar el programa del WEC que va a ser mi prioridad».

«Estoy metiendo muchas horas de simulador con el prototipo de Hypercar. La intención es hacer el récord para este tipo de autos en Nürburgring.  Kamui (Kobayashi) y yo somos los que más nos dedicamos al desarrollo del nuevo auto en el simulador. Pero no vemos la hora de ver el auto físico y probarlo en la pista. Estuve muy involucrado en el desarrollo, será impresionante ver toda la tecnología desarrollada en el TS050 Hybrid, aplicada a un Hypercar”.

«¿Volver a la Fórmula E?, adonde vaya a correr en 2021 tiene que ser para pelear cosas importantes”.

José María López, ante una de las chances más grandes de su vida deportiva y sin perder su mirada en el futuro.

 

Fotos: Prensa Toyota Gazoo Racing.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre