DE ÚLTIMO A PRIMERO.

Sergio Pérez no sabía si en el 2021 continuaba en Formula 1. Si, es consciente que si le tocaba irse, por no conseguir la segunda butaca de Red Bull, lo haría con la tranquilidad de haber finalmente saldado esa deuda con la victoria luego de 190 grandes premios. La deuda más extensa entre los actuales pilotos de la Máxima.

Russell largo mejor que el poleman Bottas y se fue en ounta.Verstappen y Leclerc duraron poco por un toque que también incluyó a Pérez.

“Esta victoria no me asegura nada pero me da paz conmigo mismo ante la posibilidad de irme de la categoría. Mi intención es seguir pero es algo que no está en mis manos” declaró Pérez , en medio de la euforia inicial  lógicamente despertada por su triunfo en el Gran Premio de Sakhir, anteúltima fecha del Mundial en Bahrein.

Espero no estar soñando porque he soñado tantos años con este momento. Nada menos que diez años tardé en ganar”, agregó Checo, quien no olvidara esta victoria, por ser la primera y por su alocado tramite que entregaron las 67 vueltas al trazado perimetral de Bahrein.

El recibimiento triunfal de su equipo era la imagen que Sergio Pérez esperó desde su debut en la Fórmula 1 en Australia 2011.. Se le hizo realizad cuando no tiene asegurada su continuidad en la Máxima..

Es que nadie, incluido el propio Pérez, imaginaban un festejo triunfal del mexicano luego que en la vuelta inicial su Racing Point participó de un choque iniciado por la Ferrari de Charles Leclerc y que también incluyó a Max Verstappen. El monegasco y el holandés abandonaron mientras que Checo pudo continuar y tras pasar or boxes quedó 18° y ultimo. A partir de ese momento inició una espectacular remontada que en el giro 12 lo mostró en el 11° lugar y en 57° en la 3ra posición por detrás de los dominantes Mercedes Benz de George Russell y Valtteri Bottas.

Pérez ocupó el escalón más elevado  de sus 10 visitas al podio. A su derecha Esteban Ocon disfrutó del primero en 66 carreras mientras que con su tercer lugar Lance Stroll cerró una gran jornada para Racing Point.

Fue entonces que se produjo el decisivo toque de la buena fortuna para Pérez. Partió de un gran error en el equipo Mercedes Benz que en el ingreso conjunto de sus dos autos a boxes confundió los neumáticos establecidos para sus pilotos. Russell y Bottas debieron volver a boxes para colocar los correctos y esto le permitió a Checo tomar el liderazgo. El ataque final de Russell al mexicano fue frenado por un pinchazo que también le permitió al francés Esteban Ocon (Renault) quedar como escolta y subir a su primer podio. Russell terminó noveno con el pobre consuelo de sumar sus dos primeros puntos en el Mundial.  El octavo puesto le dio a Bottas 4 puntos que ampliaron a 16 la ventaja sobre Verstappen en la lucha por el subcampeonato. En la fecha final en Abu Dhabi habrá 26 en juego.

Con la victoria Pérez se convirtió en el segundo de los seis pilotos mexicanos que pasaron por la Fórmula 1, y ganaron un gran premio. También cerró un paréntesis de éxitos aztecas de poco más de medio siglo, abierto el 7 de junio de 1970 con el triunfo de su recordado compatriota Pedro Rodríguez en el Gran Premio de Bélgica. Un festejo que como el de Checo se hizo esperar demasiado.

Múltiples ecos originó la victoria de Checo:

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre