“TENGO UNA MOTO CAMPEONA y el año que viene quiero volver a pelear el título. Y vos,  ¿qué vas a hacer en el 2014?“.

Las palabras de Marco Barnabo a fines de octubre pasado en los boxes de Jerez de la Frontera, durante la última fecha de la Copa FIM de Súper Stock 1000 comenzaron a cambiar los planes deportivos que Leandro Mercado tenía para esta temporada.

  Desde su lugar de dueño del Barni Racing Team, Barnabo, tácitamente le estaba ofreciendo un lugar en su equipo, para subirse a esa Ducati con la que el italiano Eddie La Marra peleó el título hasta que una fuerte caída en unas pruebas en Mugello, le ocasionó graves heridas en la cabeza que, incluso. no le permitieron disfrutar del título de Superbike Italiano que le ganó al propio Mercado.

El Avintia Racing le ofreció a Mercado la Moto GP que Barberá probó en Río Hondo. Foto: Mónica Paz

Hasta ese momento, Tati, sobrenombre por el que se lo conoce a este cordobés de flamantes 22 años (15/2/92), estaba analizando la alternativa de dar el salto al Mundial y subirse a una Moto GP incentivado por el regreso del Gran Premio de Argentina en el Autódromo de Río Hondo.

Precisamente este circuito santiagueño fue el lugar, durante las pruebas del pasado mes de  julio, donde Mercado escuchó la propuestadel equipo Avintia que estuvo en esos ensayos con el español Héctor Barberá. Tati se entusiasmó y hasta llegó a probar una moto prototipo en España.

El ofrecimiento de Barnabo motivó un  replanteo en suagenda 2014. Era tentador desde el punto de vista deportivo, porque correr en Superstock  significaba un paso adelante en una categoría de alta potencia con motos de serie y telonera del Superbike Mundial, que Tati ya conocía y donde el año pasado fue 4º en el torneo y hasta ganó una carrera en Nurburgring.

También cerraba desde el lado económico donde, según lo dicho su único aporte eran los gastos para vivir en Europa. Unos 60.000 dólares. En cambio la alternativa de Moto GP llevaba al argentino a una categoría con todo por aprender sobre una moto de la clase Open (sin tanto desarrollo electrónico como las de punta), y con la necesidad de juntar al menos 150.000 dólares para cubrir gastos personales que, a diferencia del Superstock, se incrementaban porque comprendían muchos traslados fuera del continente europeo.

Antes de empezar el campeoanto, Mercado probará la Ducati en Aragón e Imola. Foto: Prensa Mercado

“Por todo esto -ha argumentado el argentino– decidí seguir en el  Superstock. Prioricé la parte deportiva y hacer todo un campeonato con posibilidades de ganarlo, a dar el salto al Moto GP por el solo hecho de correr la carrera de Argentina, donde no iba a tener los medios técnicos para mostrar todo mi potencial. Por supuesto que me hubiese gustado estar, pero mi decisión apunta a un crecimiento profesional donde el objetivo final está puesto en correr algún día en el Mundial de Moto GP. Estar en  Superstock y en un equipo relacionado con Ducati, puede  servirme para el futuro ya que Ducati tiene equipo en los Mundiales de Superbikes y Moto GP. Claro que para llegar a esos lugares tendré que hacer méritos y por eso mi gran desafío para este año será ganar el campeonato de Súperstock…”.

Mercado le explicó así a Visión su decisión de elegir el camino del Súperstock 1000, por sobre el del Mundial de GP que le hubiese permitido correr el Gran Premio de Argentina. Se lo extrañará el 27 de abril, cuando las motos atronen en Río Hondo poniendo  fin a una pausa  de 15 años sin el ruido del Mundial de Motociclismo en Argentina. Igual ese día estaremos atentos a noticias de Mercado, que correrá en Assen, Holanda, la  segunda fecha de las diez (todas en circuitos europeos) que tendrá  la Copa FIM  de SúperStock 1000, cuyo inicio será dos semanas antes, el 13 de abril, en el  Motorland  de Aragón. En este circuito español este fin de semana  Tati comenzará, con las pruebas de la Ducati 1199 Panigale, el largo y difícil camino de demostrar que su decisión fue la acertada.

Por M.S.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre